La muerte a tiros de un hombre por parte de la policía británica, durante un operativo en el que cinco personas resultaron arrestadas, ha dado pie a una investigación.

La policía de West Yorkshire dijo que el operativo estaba "relacionado a información recibida sobre posesión criminal de un arma de fuego", no a terrorismo.

El hombre que murió fue identificado como Mohammed Yassar Yaqub, de 27 años, de Huddersfield. Su familia emitió un comunicado a través de su abogado, diciendo que están "consternados y en shock".

Los tiroteos por parte de policías son raros en Gran Bretaña y automáticamente se abren investigaciones cuando alguien muere. La policía dijo que está cooperando con la Comisión Independiente sobre Quejas Policiales.

El hombre fue abatido el lunes por la noche en una carretera cerca de Huddersfield, a 190 millas (305 kilómetros) al norte de Londres. Los arrestos fueron hechos en dos lugares.

El martes por la mañana, un Audi gris con el parabrisas lleno de balazos estaba rodeado de otros vehículos en el lugar del incidente, mientras la policía y equipos forenses continuaban su investigación.