Un empresario del norte de Haití que jamás había ocupado un cargo político fue certificado el martes como el ganador oficial de los comicios presidenciales de noviembre después de que un tribunal electoral determinó que no hay pruebas de fraude electoral a gran escala.

El Consejo Electoral Provisional publicó los resultados definitivos los cuales muestran que Jovenel Moise ganó en primera ronda con más de 55% de los votos, el mismo porcentaje que en los resultados preliminares que fueron anunciados a finales de noviembre.

El contrincante más próximo a Moise, Jude Celestin, obtuvo casi 20%.

La difusión de los resultados ocurrió horas después de que un tribunal electoral especial anunciara que había encontrado algunas irregularidades en los comicios del 20 de noviembre, pero insuficientes para alterar el resultado con base en el análisis de 12% de los sufragios.

Moise, de 48 años, un empresario que fue escogido por el expresidente Michel Martelly para que se postulara como candidato de su partido Tet Kale, derrotó a 26 rivales en la primera ronda y evitó la vuelta de desempate.

Varios contrincantes impugnaron los resultados, pero los jueces electorales concluyeron que "no hubo fraude a gran escala", según el consejo.

Los simpatizantes de la candidata Maryse Narcisse, del partido Fanmi Lavalas, quemaron llantas y marcharon en protesta contra la decisión del tribunal electoral.

Pero pocas horas después, había muchos más partidarios de Moise celebrando en las calles. No hubo reportes de hechos significativos de violencia.

Las autoridades anularon la elección inicial de octubre de 2015, que Moise también había ganado, después que una comisión especial halló evidencia de fraude.

Un presidente interino gobierna el país desde febrero de 2016.

Moise asumirá la presidencia el 7 de febrero.