Medios israelíes dijeron el lunes que se espera que la policía interrogue al primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, por un par de acusaciones de corrupción.

En el exterior de la residencia oficial del líder se instaló el lunes una pantalla negra que anticiparía la posible llegada de investigadores de la policía, para impedir que sean filmados por periodistas.

Netanyahu negó lo que califica de reportes "infundados" de que recibió regalos de dos empresarios.

Según la televisora Channel 2 TV, Netanyahu aceptó "favores" de empresarios tanto en Israel como en el extranjero. El primer ministro es también el principal sospechoso en una segunda pesquisa que también salpica a otros miembros de su familia, dijo la televisora agregando que se espera una investigación criminal la próxima semana.

Además, un legislador de la oposición está haciendo campaña para que se investigue a Netanyahu por sospechas de que donantes le trasfirieron dinero ilegalmente para su uso personal.