Escalera infinita
Visualización digital de la ´escalera infinita´ que será colocada ante la Tate Modern dRMM Architects - London Design Festival

Una escalera infinita que rinde homenaje a los mundos paradójicos de M.C. Escher (1898-1972), el artista holandés que llevó hasta el extremo el juego con las estructuras del espacio, la superficie y las dimensiones, es la obra cumbre del Festival de Diseño de Londres de este año. El certamen, uno de los de mayor ambición de los dedicados al diseño, llenará la capital británica de eventos entre el 14 y el 22 de septiembre.

El proyecto estrella será instalado frente a la Tate Modern, a orillas de la zona del Southbank del Támesis, uno de los más bellos y celebrados enclaves londinenses. La escalera infinita, diseñada por el prestigioso y multimpremiado estudio de arquitectura y diseño dRMM, fundado en 1995 por Alex de Rijke, Philip Marsh y Sadie Morgan, una escultura temporal realizada con 11,4 toneladas de madera de tulipero de Virginia (liriodendron tulipifera).

Padrinazgo de la consultora Arup

La estructura, que puede ser reutilizada y ensamblada de nuevo, ha sido encargada por el festival con la intención de que sirva como emblema del certamen, que este año llega a su décima primera edición. El dinero para el proyecto lo ha puesto la poderosa multinacional consultora de ingeniería Arup. La madera de tulípero, una de las especies más explotadas de los EU, corre a cargo del American Hardwood Export Council, la organización de madereros del país norteamericano.

Los usuarios de la escalera deben buscar la ruta más corta para llegar a la cúspide La escalera es, al mismo tiempo, un ejercicio de diseño que juega con la idea del laberinto y la permutación del espacio, y una escultura abierta al uso del público. Hay un total de 187 escalones, cuya longitud es de 436 metros, y la ruta más corta hasta la cúspide, que debe encontrar el propio usuario, es de 48. Los organizadores calculan que puede ser usada por 93 personas a la vez.

"El diseño está en todas partes"

La oferta del Festival de Diseño de Londres vuelve a ser tan amplia como en los años recientes. Bajo el lema Design is Everywhere (El diseño está en todas partes) están programados 300 eventos en decenas de lugares de Londres, desde galerías a espacios públicos y centros comerciales. La sede oficial que concentra el mayor número de actividades es el Victoria & Albert Museum, que hace honor a su condición como el mayor museo del mundo dedicado al diseño y las artes aplicadas.

La frase de Van der Rohe 'dios está en los detalles' inspira una exposición En God Is in the Details (Dios está en los detalles), basada en la legendaria frase-bandera del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe, director de la escuela Bauhaus, una veintena de diseñadores de renombre elegirán otras tantas piezas de la colección del Victoria & Albert y las magnificarán usando lentes de precisión fabricados por Swarovski. Se trata de enseñar al público detalles internos de los objetos que de otra forma permanecerían ocultos a la vista.

También en el museo habrá una instalación dedicada al corcho montada por el estudio FAT Architecture y apadrinada por Amorin, la empresa portuguesa que está a la cabeza de la comercialización mundial de corcho industrial. En el Southbank Center se celebrará, por su parte, el Global Design Forum, paneles de discusión sobre innovación y estrategia de mercado para el diseño en momentos de recesión.