Jamie Campbell Bower: "En esta industria la gente puede llegar a pensar que eres de su propiedad"

  • El actor inglés protagoniza la nueva saga juvenil The Mortal Instruments: City of Bones, y ya está ocupando el puesto de Robert Pattinson en 'Crepúsculo'.
  • Jamie ya ha trabajado en otras sagas como 'Harry Potter' y 'Crepúsculo', donde interpretada al vampiro Caius.
  • En esta nueva película, basada en la serie literaria de Cassandra Clare, se mete en la piel del cazador de sombras Jace Wayland.

En las fotografías, Jamie Campbell Bower tiene un rostro angelical, no exento de un matiz tenebroso. En persona, sus modales se relajan y se desvela esa parte lánguida de él, a medio camino entre el modelo que fue y el cantante indie que es cuando le dejan. Quizás esa suma fue lo que le hizo ser el perfecto candidato para interpretar al cazador de sombras Jace Wayland, o quizás pesó más el hecho de que ya había trabajado en otras dos sagas de peso: Crepúsculo (donde se metió en la piel del vampiro Caius) y Harry Potter (en el papel de Gellert Grindewald). Incluso fue el mismísimo rey Arturo en la miniserie televisiva Camelot. Sea como fuere, Jamie está llamado a forrar las carpetas de miles de adolescentes en el mundo, convertido en el nuevo Robert Pattinson gracias a la nueva franquicia juvenil The Mortal Instruments: City of Bones, basada en la serie literaria de Cassandra Clare (Destino).

¿Está nervioso de comenzar una saga de esta envergadura como protagonista?
Me siento preparado y muy feliz, me siento genial. Esta película es parte de mi vida desde hace tres años, y al final la pudimos sacar adelante. El hecho de que estar aquí es fantástico, pero sobre todo es un momento muy esperado para los fans de los libros, sin los fans no somos nada, nada de esto tendría sentido. Casi siento más que fuera su película que nuestra película. Y ahora que han dado luz verde para la segunda entrega, mejor imposible.

Pero los fans a veces pueden llegar a ser incluso un poco agresivos, ¿cómo lleva esa parte?
No se puede negar que en esta industria la gente puede llegar a pensar que eres de su propiedad y que te conocen demasiado, soy muy conciente de eso, pero tengo muy claro que sin ellos no somos nadie y para mí es un honor ver a toda esa gente que espera a la salida del hotel, que van a ir a ver la película. Es algo increíble, a veces me siento un poco raro con todo esto pero tengo los pies en la tierra: en mi interior sigo siendo Jamie, de 24 años, de Londres. Tengo claro quién soy y quiero seguir siéndolo. Y hay que tener claro que también tengo una vida fuera del trabajo, y que esa es mi vida privada.

Para meterte en la piel de Jace ha tenido que someterse a un duro entrenamiento y una dieta muy estricta, ¿cómo lo ha llevado?
Tuve que someterme a un entrenamiento especial durante cuatro meses y medio antes del rodaje. Más que ejercicio físico se trataba de actitud. Antes me había dejado un poco y tuve que recuperar el enfoque. Me tenía que ver como un Mick Jagger delgaducho, como una estrella de rock, que es la imagen que ofrece Jace. Así que tuve que seguir una dieta vegana, sin carne; fue muy difícil y no se lo deseo a nadie. Fue muy duro.

Parece estar especializado en sagas, ¿en cuáles de la historia del cine le hubiera gustado estar?
Me hubiera encantado participar en las películas de Ocean's Eleven, o en El Padrino. Pero también están muy bien la de Los Juegos del Hambre, me gustó mucho. Pero no es que yo vaya buscando grandes sagas, lo que me interesa es un buen personaje y una buena historia.

¿Por qué cree que le han escogido para estas sagas fantásticas? ¿Cree que es algo de su físico?
Es que a mí siempre me han atraído los personajes raros, los tipos curiosos, porque son diferentes. No es porque sean etéreos, sino porque son personas confusas, llenas de conflicto. Caius es un poco hijoputa pero eso me encanta. Sobre todo estos papeles me permiten explorar partes de mí que no se permiten en la vida cotidiana. De todas formas mi imagen ha cambiado totalmente en los últimos diez años, en las últimas dos entregas de Crepúsculo estaba mucho más 'grande' que ahora.

¿Le exigen mantener una imagen particular en su vida privada, una vez que ha acabado la película?
Tengo que mantener este aspecto pero solo porque vamos a rodar la segunda película de forma inminente. Si no hubiera segunda parte no me preocuparía lo más mínimo. La gente que me conoce sabe que si me dicen que haga una cosa, no lo voy a hacer, precisamanente porque me lo dicen, y viceversa. No es que sea anarquista, supongo que forma parte de mi personalidad individualista.

¿Cuál es tu escena favorita de la película?
Tengo tres. La que supuso un mayor desafío, a nivel emocional, fue la escena del beso en el invernadero entre Jace y Clary. Romance aparte, es un momento en el que mi personaje se abre a ella en todos los sentidos. Al principio Jace parece un poco oscuro pero en ese momento se muestra tal y como es. Después, me encanta la lucha contra Valentine y la pelea en el Hotel Dumont contra los vampiros, porque físicamente fueron escenas agotadoras y acabé hecho una ruina.

La protagonista es muy fuerte, no es ninguna damisela en apuros. ¿Te gustaría ver más películas así, con chicas fuertes?
Es una pregunta difícil de responder porque el sexo y la sexualidad no es algo que me preocupe. Pero reconozco la importancia de ver protagonistas femeninas fuertes que cojan las riendas. Es algo que no se ve todos los días, y se sigue dando vueltas a eso. Me gusta ver en esta película a una chica con fuerza, a un chico gay, pero en el fondo no me parece tan relevante.