Un mural prerrafaelista oculto tras un armario empotrado

  • Los especialistas piensan que el conjunto es una obra colectiva de William Morris, Elizabeth Siddal, Ford Madox Brown, Dante Gabriel Rosetti y Edward Burne-Jones.
  • El mural fue descubierto en la Red House, la casa en la que vivió Morris de 1860 a 1865 y que solían visitar los artistas de la Hermandad Prerrafaelita.
  • Los conservadores han quitado capas de papel y pintura para revelar el trabajo de 2 por 2,5 metros y que representa personajes bíblicos.
Mural descubierto en la Red House. De izquierda a derecha están representados los personajes bíblicos de Adán, Eva, Noé, Raquel y Jacob
Mural descubierto en la Red House. De izquierda a derecha están representados los personajes bíblicos de Adán, Eva, Noé, Raquel y Jacob
Photo © National Trust / James Breslin

Cuando finalizó la construcción de la Red House en 1860, el artista de la Hermandad Prerrafaelita Edward Burne-Jones la describió como "el lugar más bonito de la tierra". La casa (en la localidad inglesa de Bexleyheath, ahora parte de Londres pero entonces perteneciente al condado de Kent) fue ideada por William Morris, el fundador del movimiento Arts and Crafts (Artes y Oficios), y fue su vivienda de 1860 a 1865.

El artista, diseñador, poeta y activista político encabezó el rechazo a la Revolución Industrial y defendió el regreso a la artesanía, al proceso manual en las artes decorativas y en la arquitectura, al estatus de creador que se le daba al artesano en la Edad Media. Construida como regalo de bodas para su mujer, Jane Burden —que se convertiría, con una belleza personal inusual en los cánones de la era victoriana, en una de las grandes musas del prerrafaelismo—, la Red House era la materialización de ese ideario romántico que idealizaba lo medieval.

Estuvo en manos privadas hasta el 2003, cuando la compró la organización conservadora británica del National Trust. Al admirado hogar del matrimonio Morris solían acudir primeras figuras del movimiento artístico como Dante Gabriel Rosetti y su mujer Elizabeth Siddal; Burne-Jones y Ford Madox Brown: todos contribuyeron a decorar paredes, techos y muebles con el entusiasmo de embellecer las estancias del santuario prerrafaelista con elegantes patrones geométricos y esbeltas figuras humanas. Los expertos se encargan ahora de desenterrar los tesoros tras las numerosas reformas con que los sucesivos dueños fueron adaptando la vivienda a gustos y modas.

Tapado con pintura y papel de pared

El último hallazgo en la espectacular casa es un mural que se ocultaban en el fondo de un armario empotrado en el que fue el dormitorio del matrimonio. Junto a la estructura ya se habían descubierto dos partes de la obra, pero se desconocía que continuara en la parte del muro cubierta por el mueble y tapado además con papel de pared.

Al pie hay un texto parcialmente borrado que pertenece al libro del GénesisEn un minucioso proceso de dos meses, los conservadores han quitado capas de papel y pintura para revelar un trabajo de casi 2 por 2,5 metros que reproduce los pliegos de una tela para simular un tapiz y representa a personajes bíblicos del Antiguo Testamento: Adán y Eva (con la serpiente), Noé sujetando una miniatura del arca, El patriarca de la Biblia Jacob y su mujer Raquel. Al pie de la obra hay un texto parcialmente borrado que pertenece al libro del Génesis.

¿Quién pintó a Adán y Eva?

Una investigación determinará ahora quién pintó qué. Los expertos han creado hipótesis iniciales basadas en los estilos de cada autor. Jan Marsh, presidente de la William Morris Society, se atreve a anticipar que la composición fue "casi con seguridad" una iniciativa de Morris. "Nuesta idea inicial es que la figura de Jacob es obra de Morris; la de Raquel, de Elizabeth Siddal; la de Noé, de Madox Brown. ¿Pero quién pintó a Adán y Eva? ¿Rossetti? ¿Tal vez Burne-Jones?", declara el investigador.

La María Magdalena que Rosetti creó para la vidriera de una catedral se parece a la figura de EvaExisten documentos en los que apoyarse para corroborar las tésis. En un testimonio escrito de Siddal, la artista cuenta que durante su estancia en la casa estuvo ocupada pintando una figura y que en 1861 Madox Brown se encontraba diseñando una vidriera con la figura de Noé para una iglesia en Cumbria, al norte de Inglaterra. La María Magdalena que Rosetti diseñó para una vidriera de la catedral de Bradford guarda un gran parecido con la figura de Eva encontrada en el mural recién descubierto.