Una persecución policial en Texas termina en tragedia: mueren seis miembros de una familia

  • Fallecieron el padre, la madre y cuatro de sus hijos; uno sobrevivió.
  • El presunto culpable está lesionado y conducía una camioneta robada.
  • Se estrelló contra tres vehículos; hay otras cinco personas lesionadas.

Una persecución a alta velocidad en el sur de Texas terminó en un choque que provocó la muerte de seis miembros de una misma familia, dijeron el martes testigos y autoridades.

Diana Ramírez corrió descalza desde su porche el lunes por la tarde después de escuchar la violenta colisión en el noroeste de Mission y encontró una camioneta Chevrolet Suburban destruida, rodeada de víctimas y restos de cuerpos en la esquina de su patio.

Se presentarán cargos penales contra el infractor El Departamento de Seguridad Pública de Texas dijo el martes en un comunicado que el presunto conductor de la camioneta en fuga era Héctor Ramírez, de 18 años, de Roma. Permanecía hospitalizado con lesiones no reveladas, pero las autoridades planeaban presentar cargos penales a su salida del hospital.

El departamento, conocido como DPS por sus siglas en inglés, dijo que uno de sus sargentos estaba persiguiendo a Ramírez, quien iba en una camioneta Ford F250 robada a alta velocidad cuando se estrelló contra tres vehículos, entre ellos una Chevrolet Suburban que llevaba a los seis familiares que murieron. Ramírez fue arrestado luego de intentar huir del lugar, según el comunicado.

El Juez de Paz Ismael Ochoa dijo que la familia incluía a la madre, Olga Lidia Morales Cardosa, de 35 años; el padre, José U. Ortiz, de 55 años; y sus hijos Elías Ortiz, de 1 año; Fernanda Valeria Ortiz, de 3 años; José Ortiz, de 6 años; y Ricardo Ortiz, de 5 años. El único superviviente de ese vehículo fue Jesús Ortiz, de 3 años, de acuerdo con el DPS.

El DPS dijo que dos adultos y tres niños resultaron heridos en los otros dos vehículos.

La camioneta que Ramírez conducía había sido reportada como robada más de una semana antes.

Las políticas de persecución, a debate

La política del DPS sobre persecuciones deja en manos de cada oficial decidir cuándo abandonar una persecución, como "cuando se hace evidente que continuar la búsqueda supondrá peligro injustificado al público o al oficial".

Los contrabandistas a menudo emplean a conductores jóvenes para mover entre escondites a inmigrantes que han ingresado al país sin autorización legal, donde permanecen hasta que comienzan la próxima etapa de su viaje hacia el norte. Las persecuciones de estos conductores son ya moneda corriente en la zona.

En abril de 2012, nueve inmigrantes mexicanos murieron cuando una camioneta que transportaba a 18 personas se estrelló cerca de Palmview mientras huía de la Patrulla Fronteriza.