Una cápsula espacial Soyuz con astronautas de Rusia y Estados Unidos a bordo se acopló el viernes con la Estación Espacial Internacional luego de un viaje de dos días.

El acoplamiento se realizó sin problemas y los astronautas entraron al laboratorio espacial luego de una larga maniobra para abrir las puertas. Se prevé que la misión durará cuatro meses.

Los cosmonautas que iban en la cápsula son Sergey Ryzhikov y Andrey Borisenko, de la agencia espacial rusa Roscosmos, y Shane Kimbrough, de la NASA. Se reunieron con sus colegas Jeff Williams, de Estados Unidos, y Oleg Skripochka y Alexey Ovchinin, de Rusia, que ya estaban en la estación espacial.

Los recién llegados están llevando reliquias de Serafín de Sarov, santo del siglo XVIII, que les dio la Iglesia Ortodoxa Rusa.

La cápsula fue lanzada el miércoles del complejo espacial ruso en Baikonur, Kazajistán.