Declaran inconstitucionales las requisas a "sospechosos" que afectan a minorías de Nueva York

  • El programa de la policía de la ciudad consistente en detener y en requisar en la vía pública a personas sospechosas fue declarado inconstitucional.
  • La juez federal Shira Scheindlin consideró que la medida viola los derechos constitucionales de cientos de miles de personas en la ciudad.
Un detenido.
Un detenido.
VANDAL

El programa de la policía de la ciudad consistente en detener y en requisar en la vía pública a personas consideradas sospechosas y que afectaba de manera desproporcionada a las minorías de Nueva York, fue declarado inconstitucional.

En una decisión emitida este lunes, la juez federal Shira Scheindlin consideró que la medida (conocida como Stop and Frisk) viola los derechos constitucionales de cientos de miles de personas en la ciudad, y dispuso que una persona independiente de la policía supervisará el programa y sus reformas.

La juez federal Shira Scheindlin consideró que la medida viola los derechos La magistrada estimó que la policía ha detenido por años y de manera sistemática a personas sin ninguna razón objetiva para sospechar que cometieron o que pudieran cometer un crimen, lo que viola la Cuarta enmienda de la Constitución, que protege contra requisas o embargos irrazonables.

El programa, de acuerdo con las propias cifras oficiales, afecta de manera desproporcionada a las poblaciones de jóvenes latinos y afroamericanos, por lo que muchos organismos civiles han tachado a la política de discriminatoria y de promover el perfil racial.

Asimismo, la mayoría de los ciudadanos detenidos, alrededor del 88 por ciento, no son arrestados ni infraccionados, por lo que sus críticos la califican de política intimidatoria.

La juez Scheindlin también determino que Peter L. Zimroth, del despacho de abogados, Arnold & Porter y antiguo fiscal de la ciudad, sea el encargado de supervisar la reforma al programa para ajustarlo a estándares constitucionales.