Las autoridades estadounidenses advirtieron que los traficantes de personas están empleando nuevos métodos para obtener asilo en el país, entre ellos, fingir que huyen de la violencia registrada en Michoacán.

Según informaron este jueves los medios locales, estos delincuentes estarían instruyendo a inmigrantes indocumentados a decir que la violencia en Michoacán es su razón para solicitar el asilo, publica El Universal.

Tan solo el pasado lunes, unas 200 personas se presentaron en la garita de Otay (California) para pedir el refugio por violencia, según estos medios.