El presidente Barack Obama dijo el martes que se sentía "contrariado" porque Rusia le había concedido asilo temporal al ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden, desafiando el pedido de Washington de que repatriara al contratista a Estados Unidos para responder a cargos de espionaje.

Recaen en la manera de pensar propia de la guerra fría Obama, en sus primeras declaraciones sobre Snowden desde que Rusia tomó la decisión la semana pasada, dijo que la medida reflejaba los "retos subyacentes" que enfrenta en sus relaciones con Moscú.

"Hay momentos en que recaen en la manera de pensar propia de la guerra fría y una mentalidad de guerra fría", destacó Obama durante una entrevista en el programa The Tonight Show, de la cadena de televisión NBC.

La decisión de Rusia ha llevado a la Casa Blanca a reconsiderar los planes de Obama de viajar a Rusia en septiembre. Indicó que iba a asistir a una cumbre internacional en San Petesburgo, alegando que era importante que Estados Unidos estuviera representado en las conversaciones entre las potencias económicas mundiales. Pero no aclaró si planea tener reuniones en privado con el presidente ruso Vladimir Putin en Moscú.

La Casa Blanca ha dicho que evalúa la "utilidad" de las reuniones con Putin.