Los mejores amigos del hombre y sus amos se contagiaron del espíritu deportivo y participaron en los primeros Juegos Olímpicos en Brasil para perros.

Numerosos canes de todas las razas, edades y tamaños compitieron por medallas en zambullidas, natación y carreras en el Park Clube do Totó para perros, que se ubica en el barrio de Barra da Tijuca en Río de Janeiro.

La beagle Mima, de nueve meses, ganó la medalla de oro en salto acuático. Su propietaria, Aura Stella, dijo: "yo ni siquiera sabía que ella tuviera todo este talento".

La competición del domingo coincidió con la última jornada de los Juegos Paralímpicos de Río.