Dos agentes resultaron heridos el viernes tras ser baleados cuando respondían a un aviso por suicidio en una casa de Fort Worth, en Texas, dijo la policía. El sospechoso falleció.

La balacera ocurrió alrededor de las 20:30 del viernes. Los agentes llegaron a la casa y encontraron un hombre inconsciente con una herida de bala en la cabeza.

Los policías supieron más tarde que había un testigo en el cobertizo del patio de la vivienda y fueron baleados al abrir la puerta de la construcción. Los agentes respondieron y la policía confirmó más tarde que tras el intercambio de disparos el sospechoso, que no fue identificado, falleció.

Los heridos fueron identificados como el agente Ray Azucena y el policía en prácticas Xavier Serrano.

Azucena fue intervenido quirúrgicamente por los disparos recibidos en la parte superior del tronco y las extremidades y se espera que se recupere, señalaron autoridades. Serrano se salvó de lesiones graves por llevar protecciones tipo armadura, dijo la policía.