Se reunen para comer Barack Obama y Hillary en la Casa Blanca y despiertan suspicacias

  • El apoyo del presidente para las elecciones del 2016 está bajo la lupa.
  • Tuvieron en la mesa ensalada, pollo a la parrilla y pasta jambalaya.
  • Un portavoz presidencial dijo que se vieron para "ponerse al corriente".

¿Cuándo un almuerzo es más que eso? Cuando los comensales son el presidente Barack Obama y Hillary Rodham Clinton y las mentes inquisidoras que quieren saber a quién apoyará el mandatario, si es que lo hace, en 2016.

Una comida en verano compartida por Obama y la rival que después se convirtió en aliada puso a trabajar la máquina de la especulación política el lunes, poniendo de manifiesto lo vigilados que están para conocer sus intenciones en la próxima carrera presidencial.

El propósito del almuerzo fue principalmente social Para Cinton, es una cuestión de si la ex primera dama dará el paso, lanzando otra campaña ocho años después de perder frente a Obama en una elección primaria muy reñida. Para Obama, se trata de un duelo de lealtades duelo con dos de sus asesores más cercanos y quienes tanto ambicionan su apoyo: Clinton y el vicepresidente Joe Biden, quien también se dice que está mirando hacia la Oficina Oval.

Estas preguntas pusieron la mesa en la reunión del mediodía sobre ensalada, pollo a la parrilla y pasta jambalaya preparados por el chef de la Casa Blanca y servidos al aire libre en el patio que está justo afuera de la Oficina Oval.

Ante todas las dudas, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest declaró que "el propósito del almuerzo fue principalmente social", indicó que fue "una oportunidad para ponerse al corriente" y agregó que Obama fue el que hizo la invitación. "La secretaria Clinton y el presidente han desarrollado no sólo una fuerte relación de trabajo, sino también una amistad genuina".

¿Cuáles eran las posibilidades de que Biden de pronto apareciera entre el café y el postre, como un recordatorio casual que él sigue teniendo su oficina más cerca de Obama?

"Creo que la mesa estaba puesta para dos", dijo Earnest.

Pero no hay de qué preocuparse, Biden tendrá el martes su propia oportunidad de reunirse con su ex colega en el Senado y principal oponente en 2008. La Casa Blanca informó que Biden y Clinton desayunarán juntos en el Observatorio Naval, la residencia oficial del vicepresidente.