Dimite el jefe de campaña de Weiner, candidato a la alcaldía de Nueva York, por escándalo sexual

  • Así lo ha revelado este domingo 'The New York Times'.
  • Weiner admitió este jueves haber intercambiado mensajes obscenos con mujeres.
  • Un escándalo similar lo obligó a dejar un escaño en el Congreso.
  • El demócrata, de 48 años, está casado.
El político estadounidense, Anthony Weiner.
El político estadounidense, Anthony Weiner.
WIKIPEDIA

Danny Kedem, jefe de campaña del candidato a la alcaldía de Nueva York, Anthony Weiner, ha renunciado, según señala este domingo el New York Times

Weiner había intercambiado con varias mujeres a pesar de estar casado

La renuncia llega tras el escándalo por unos mensajes de contenido sexual que Weiner había intercambiado con varias mujeres a pesar de estar casado, un escándalo similar de mensajes de texto sexualmente explícitos lo obligó a dejar un escaño en el Congreso.

Pero mientras trataba de acallar los cuestionamientos sobre su conducta, un sondeo sugiere que las nuevas noticias están afectando significativamente sus aspiraciones políticas y ha recibido duras críticas del líder demócrata en la Cámara de Representantes.

El demócrata de 48 años y casado, también dijo que creía que había intercambiado mensajes de contenido sexual con entre seis y 10 mujeres; anteriormente había cerrado esa cifra en seis.

La historia se repite

Weiner, que renunció a un escaño legislativo en 2011 después que salieron a la luz pública los primeros mensajes de tono subido, se ha postulado a la alcaldía de Nueva York y había estado cerca del tope en la mayoría de las encuestas de la contienda primaria demócrata hasta que el más reciente furor sobre su conducta estalló esta semana, cuando la página de chismes por internet The Dirty publicó mensajes sexualmente explícitos que una mujer asegura que intercambió con Weiner a partir de julio de 2012.

El escándalo se tornó más sórdido el jueves cuando publicaron fotografías de una entrepierna que asegura Weiner envió a una mujer el año pasadoEl escándalo se tornó más sórdido el jueves cuando la misma página publicó fotografías de una entrepierna que asegura Weiner envió a una mujer el año pasado.

Cuando los reporteros trataron de presionar a un evasivo Weiner sobre la cantidad de mujeres con las que ha intercambiado textos o fotografías ilícitas, dio una respuesta vaga antes de indicar que "de seis a 10, supongo". Su oficina de campaña luego aclaró que de ese total Weiner intercambió mensajes con tres después de renunciar al Congreso.

Weiner dijo que aún estaba "trabajando con gente" a fin de recibir ayuda por su inclinación hacia el flirteo pornográfico en línea, pero negó que se trate de una adicción.

"No creo que lo sea. La gente con que trabajo no cree que lo sea", dijo a los reporteros.