Detectan materiales altamente radiactivos en una ciudad cerca de la central nuclear Fukushima-1

  • Han sido detectadas en Naraha, a 15 km de la central nuclear.
  • A causa del accidente, en algunos reactores se fundió el núcleo de las barras de combustible gastadas, liberando partículas radiactivas a la atmósfera.
  • La descontaminzación radiactiva de la zona, proyecto criticado por su falta de efectividad, costará cuatro veces más de lo estimado.
  • La central de Fukushima admite la filtración de agua radiactiva al mar.

La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha anunciado este martes haber detectado materiales altamente radiactivos en una localidad cercana a la central nuclear de Fukushima-1, gravemente afectada por el terremoto y posterior tsunami que sacudió la costa noreste del país el 11 de marzo de 2011.

Así, ha indicado que un total de cuatro sustancias radiactivas han sido localizadas en junio y julio en el río Ide a su paso por la ciudad de Naraha, ubicada en la prefectura de Fukushima, según ha informado la cadena de televisión pública japonesa NHK.

La compañía ha afirmado que está realizando pruebas para identificar las sustancias y ha asegurado desconocer por qué han sido localizadas a 15 kilómetros de la central, si bien ha apuntado a que probablemente se deba al accidente que sufrió Fukushima-1.

A causa del desastre natural, se produjeron explosiones de hidrógeno en algunos reactores, entre ellos el tercero, y en otros se fundió parcialmente el núcleo de las barras de combustible gastadas, liberando gran cantidad de partículas radiactivas a la atmósfera.

Descontaminación radiactiva de Fukushima

Los trabajos de descontaminación radiactiva de la zona de Fukushima, epicentro de la crisis nuclear de Japón de 2011, costará 5,13 billones de yenes, cuatro veces más de lo presupuestado por el Gobierno.

Un grupo de trabajo del Instituto Nacional de ciencias y tecnologías avanzadas de Japón (AIST) calculó que el coste de la limpieza por el accidente de la central de Fukushima en la zona de exclusión alcanzará los 2 billones de yenes, y en el resto de la provincia afectada más de 3 billones de yenes.

Greenpeace asegura que sus medidores de radiación detectaron niveles hasta seis veces mayores a los puestos de medición del Gobierno japonés Tras el tsunami que en marzo de 2011 causó la peor crisis nuclear desde Chérnobil en la planta de Fukushima Daiichi, el Gobierno inició las labores de limpieza y decretó una zona de exclusión de 20 kilómetros en torno a la central por la alta radiación, que mantiene evacuadas a decenas de miles de personas.

Hasta el momento, el Gobierno central ha destinado un billón de yenes para las labores de limpieza y descontaminación, según informó la agencia Kyodo.

El proyecto, que se encuentra retrasado, ha recibido críticas por su falta de efectividad, ya que los niveles de radiación se mantienen elevados en algunas áreas incluso después de la descontaminación.

Una de las expertas responsables del estudio, Junko Nakanishi, criticó en declaraciones recogidas por la cadena pública NHK que el Gobierno está llevando a cabo los trabajos sin saber cuanto costará lograr los niveles de limpieza que satisfaga las expectativas de los residentes, muchos de ellos todavía evacuados.

En este sentido, algunas organizaciones ecologistas como Greenpeace han calificado las labores de descontaminación como "irregulares, mal dirigidas e insuficientes".

Según un estudio suyo publicado en 2012, más del 75 por ciento de los 40 puestos de medición que el Gobierno japonés tenía en la ciudad de Fukushima mostraban niveles de radiación hasta seis veces menores a los detectados con los medidores de la organización ecologista.