La Casa Blanca critica a Rusia por su atenciones a Snowden

  • Cuestionaron que el ex analista se reuniera con activistas de derechos humanos.
  • Dicen que es una "plataforma progandística" de quien trata de burlar la justicia.
  • Desea asilarse en Rusia y está dispuesto a no filtrar más secretos a cambio.

La Casa Blanca criticó el viernes a Rusia por permitir que Edward Snowden, ex analista de sistemas de la Agencia de Seguridad Nacional, se reuniera con activistas de derechos humanos, calificándolo de una "plataforma propagandística" para el hombre que trata de burlar la justicia por filtrar información secreta sobre programas estadounidenses de vigilancia electrónica.

Un legislador ruso que estaba entre los funcionarios que se reunieron en privado con Snowden en la zona de tránsito del Aeropuerto de Sheremetievo el viernes dijo que desea asilarse en Rusia y que está dispuesto a no filtrar más secretos a cambio.

Va contra las declaraciones anteriores del gobierno ruso Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, dijo que Rusia debía deportar a Snowden para que enfrente los cargos penales que penden en su contra.

"Ofrecer una plataforma propagandística al Sr. Snowden va contra las declaraciones anteriores del gobierno ruso sobre la neutralidad de ese país y las afirmaciones de que no tienen control sobre su presencia en el aeropuerto", dijo Carney. "También es incompatible con las seguridades de Rusia de que no desean que el Sr. Snowden dañe más los intereses de Estados Unidos".

Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado, usó palabras similares para expresar desilusión por la reunión.

"Estamos desilusionados de que funcionarios y organismos rusos facilitaron esta reunión de hoy al permitir el acceso de activistas y funcionarios a la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú para reunirse con el Sr. Snowden, a pesar de las declaraciones de neutralidad del gobierno ruso sobre el Sr. Snowden", dijo Psaki. "Nuestra preocupación es que se dio la oportunidad de hablar desde una plataforma propagandística".

El presidente Barack Obama y su colega ruso Vladimir Putin discutieron el caso de Snowden, entre otras cosas, en una llamada telefónica el viernes, informó la Casa Blanca en un comunicado sucinto que no ofreció más detalles sobre lo conversado sobre el ex analista de sistemas. Carney dijo que la llamada estaba programada desde hace varios días, lo que sugiere que no tuvo una relación directa con la reunión de Snowden y los activistas.

No es un activista ni un disidente, dice Washington

Carney dijo que Snowden no es un activista de derechos humanos ni un disidente. "Ha sido acusado de filtrar información secreta, ha sido acusado de tres cargos penales y debe ser extraditado a Estados Unidos", agregó.

Carney también exhortó al gobierno ruso a "dar a organizaciones de derechos humanos la capacidad de hacer su trabajo en toda Rusia, no sólo en el salón de tránsito del aeropuerto de Moscú".

No estaba claro de inmediato si Rusia aceptaría la más reciente solicitud de asilo de Snowden. El Kremlin ha enviado señales de que desea que se marche del país. Otorgarle asilo podría presionar más las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.