Un turco inventa un gorro con forma de jaula para intentar dejar de fumar

  • Ibrahim Yücel se ha visto obligado a meter su cabeza dentro de una jaula para no llevarse un cigarillo a la boca.
  • Confía las llaves del extraño artilugio a su familia por si en algún momento siente la tentación de liberarse.
  • Cada mañana, se marcha a trabajar con su jaula-casco en la cabeza
Ibrahim Yücel fumaba dos paquetes de tabaco al día.
Ibrahim Yücel fumaba dos paquetes de tabaco al día.
Youtube

A veces para lograr dejar de fumar hay que tomar medidas drásticas. Ibrahim Yücel, un turco de 42 años, tiene tan poca fuerza de voluntad que se ha visto obligado a meter su cabeza dentro de una jaula que él mismo diseñó para no llevarse un cigarillo a la boca.

De hecho, confía las llaves del extraño artilugio a su familia por si en algún momento siente la tentación de liberarse.

Su familia tenía dudas de que tan ridículo invento fuera a servir Por lo visto, Yücel fumaba dos paquetes de cigarillos al día desde que tenía 16 años. Pero desde que su padre murió de cáncer de pulmón ha estado desesperado por dejar de fumar.

Ha realizado varios intentos por abandonar su vicio, pero siempre ha vuelto a la costumbre a pesar de sus esfuerzos.

Cada mañana, se marcha a trabajar con su jaula-casco en la cabeza. Al principio, su familia tenía dudas de que tan ridículo invento fuera a servir para algo, pero parece que sí funciona. 

Los que no terminan de acostumbrarse a tal espectáculo son sus vecinos que le miran fascinados cada vez que se lo encuentran por la calle.