Los abortos en Texas disminuyeron 15% un año después de que el estado aprobara duras restricciones a la interrupción del embarazo que la Corte Suprema acaba de derogar.

Los descensos fueron especialmente pronunciados entre las hispanas y las mujeres que se someten a abortos inducidos médicamente.

El departamento de salud de Texas dio a conocer las estadísticas el jueves, luego de demoras que la agencia dijo se debieron a que estaba revisando los últimos detalles en la información. Pero la Unión Americana por las Libertades Civiles acusó a las autoridades de "ocultar" la información.

Los totales son reveladores ya que 2014 fue el primer año completo en que las restricciones de Texas a las clínicas de abortos estuvieron en vigor. Dichas restricciones ya han sido canceladas.