EEUU: Red de cámaras detecta incendios forestales

Al acercarse la temporada de incendios forestales en el Oeste de los Estados Unidos, una creciente red de cámaras conectadas con la internet e instaladas en cimas boscosas está cambiando la forma en...

Al acercarse la temporada de incendios forestales en el Oeste de los Estados Unidos, una creciente red de cámaras conectadas con la internet e instaladas en cimas boscosas está cambiando la forma en que los equipos de bomberos batallan las llamas, al permitir detecciones tempranas que posibilitan una supresión más rápida, barata y táctica.

La red en la región de Lake Tahoe está formada por unas 20 cámaras de alta definición que pueden moverse horizontal y verticalmente y hacer zoom. Pueden rotar 360 grados. Y tienen incluso infrarrojos, para suplementar a humanos que solamente trabajan durante el día.

"De noche, es muy fácil ver un incendio. Apenas hace unos días pudimos ver un incendio en Oregón desde el norte de Nevada, a unas 10 millas, y no fue difícil", dijo Graham Kent, director del Laboratorio Sismológico de Nevada y profesor de la Universidad de Nevada en Reno.

"Sabemos, por la experiencias el año pasado con relámpagos, que puede tratarse de apenas dos o tres árboles incendiados y parece fuegos artificiales", dijo.

Científicos en la Universidad de Nevada que construyeron el sistema tratan de programar a las cámaras para que reconozcan incendios y humo, y envíen alertas.

En la torre de mando, operadores monitorean y operan las cámaras remotamente. Las imágenes ayudan a los operadores a tomar decisiones más eficientes a la hora de desplegar recursos.

Las cámaras reforzarán — no remplazarán — a los detectores de incendios que se trepan a altas torres equipados con radios y binoculares, escudriñando los bosques en busca de humo, dijeron funcionarios de bomberos.

Esperan instalar el sistema en toda California y otros estados del Oeste.

En una reunión esta semana, expertos dijeron que gracias al sistema se descubrieron seis incendios y se detectó a tiempo pequeños fuegos en una veintena de ocasiones el verano pasado, dijo Kent.