Argentina pide negociar sobre Malvinas; Gran Bretaña dice no

Recuperar la soberanía de las islas Malvinas continúa siendo un objetivo "permanente e irrenunciable" de Argentina, afirmó el jueves su canciller, y propuso que las dos partes implicadas resuelvan la...

Recuperar la soberanía de las islas Malvinas continúa siendo un objetivo "permanente e irrenunciable" de Argentina, afirmó el jueves su canciller, y propuso que las dos partes implicadas resuelvan la disputa mediante negociaciones.

Gran Bretaña, por su parte, rechazó cualquier conversación sobre la soberanía del archipiélago (de nombre Falkland en inglés) a pesar de que un comité de las Naciones Unidas aprobó una resolución no vinculante que exhorta a las partes a alcanzar una solución negociada.

La canciller Susana Malcorra dijo al Comité Especial de Descolonización que el concepto de autodeterminación no es absoluto y no es aplicable en el caso de las Malvinas porque los actuales habitantes fueron colocados en las islas después de que Gran Bretaña se apoderara de ellas en 1833.

"El paso del tiempo no resta validez a nuestro reclamo, ni fuerza a nuestra convicción de que esta prolongada disputa de soberanía debe ser resuelta por medio de negociaciones entre las dos partes involucradas", destacó Malcorra.

La resolución del jueves, alcanzada por consenso, fue una de decenas adoptadas a lo largo de los años en las que se exhorta a las dos naciones a negociar la soberanía de las islas, que tienen una población de alrededor de 3.000 personas. Gran Bretaña las ha rechazado todas al señalar que esa decisión les corresponde a los isleños.

"El referendo de 2013 — en el que 99,8% de los participantes votaron que querían mantener su estatus actual — envió un claro mensaje de que la gente de las islas no quiere un diálogo de soberanía. Argentina debería respetar esos deseos", afirmó la misión británica ante la ONU en un comunicado enviado por correo electrónico.

Los dos países disputaron una breve guerra en 1982 luego de que Argentina invadió las islas y fue repelida por las fuerzas británicas.

Malcorra, quien a menudo es nombrada como una destacada candidata al cargo de secretaria general de la ONU en las elecciones de este año para reemplazar a Ban Ki-moon, señaló que la guerra se disputó en un momento en el que Argentina era gobernada por una dictadura militar y ello no debe descalificar un acuerdo negociado.

Mike Summers, miembro de la asamblea legislativa del gobierno de las Malvinas, dijo al comité que los isleños están contentos con la situación actual.

"Los isleños de las Falkland están cómodos con la relación constitucional que tenemos con Gran Bretaña. Tenemos el derecho a alejarnos si así lo deseamos, pero actualmente no hay deseos de hacerlo", afirmó Summers.

Rechazó también las afirmaciones de Malcorra de que los isleños son una población implantada.

"Somos un pueblo por derecho propio, que se preocupa profundamente por nuestro país y nuestra casa. Somos isleños de las Falkland. Nos ha tomado cerca de 160 años descolonizarnos de Gran Bretaña, y no tenemos intención de convertirnos en la colonia de ningún otro reclamante", dijo Summers, al tiempo que resaltó que su familia ha estado en las islas durante seis generaciones.