México muestra oposición a la ampliación de la valla fronteriza

  • El secretario de Relaciones Exteriores se pronunció en contra de la medida.
  • "Las bardas no son la solución al problema migratorio", dijo José A. Meade.
  • El proyecto de reforma migratoria considera extender la cerca.
Dos hombres en la frontera.
Dos hombres en la frontera.
NOTIMEX

El gobierno mexicano objetó el martes que el proyecto de reforma migratoria de Estados Unidos considera extender la cerca entre los dos países para aumentar la seguridad al considerar que afectaría el comercio y a las comunidades fronterizas.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, dijo en un mensaje que el gobierno mexicano no considera que la iniciativa de ley sea congruente con las relaciones que mantienen los dos países y pidió que en vez de ampliar la valla fronteriza se modernicen los puentes fronterizos para agilizar el paso de productos.

Se alejan de los principios de responsabilidad compartida y buena vecindad Medidas que puedan afectar los vínculos entre las comunidades se alejan de los principios de responsabilidad compartida y buena vecindad que ambas naciones tienen decidido impulsar", dijo Meade.

"Las bardas no unen. Las bardas no son la solución al fenómeno migratorio y no son congruentes con una frontera moderna y segura. No contribuyen al desarrollo de la región competitiva que ambos países buscamos impulsar", afirmó el canciller.

El gobierno mexicano había mantenido silencio mientras el congreso en Estados Unidos debatía el proyecto de reforma migratoria. Una nueva enmienda discutida el martes propone duplicar la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza y extender la cerca 1.100 kilómetros, entre otras inversiones en equipos de alta seguridad. El proyecto de ley con la modificación podría aprobarse antes de que termine esta semana en la cámara alta de Estados Unidos.

México ha sido tradicionalmente cauteloso al comentar sobre temas de política exterior, pero en los últimos días el gobierno ha sido blanco de críticas por no haberse pronunciado sobre la reforma migratoria que se discute en Estados Unidos. El Presidente Enrique Peña Nieto se ha limitado a decir que la reforma es un asunto de política interna.

Jorge Castañeda, ex canciller mexicano, criticó el lunes que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no se hubiese pronunciado. "No es tibia, es inexistente", dijo sobre la posición de México.

En un mensaje en el que no se permitieron preguntas de la prensa, Meade reconoció que la iniciativa de ley puede beneficiar a varios millones de migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos. Una reforma migratoria concedería la opción de naturalización a 11 millones de inmigrantes que viven en el país sin permiso.

Hay cerca de 11,7 millones de mexicanos en Estados Unidos En Estados Unidos radican cerca de 11,7 millones de mexicanos, de los cuales se estima que más de la mitad están sin autorización.

En el Congreso mexicano el avance de la reforma provocó algunos reproches.

"Se está tomando como pretexto la reforma migratoria para dar un paso más hacia la militarización de la frontera", señaló en un comunicado la senadora Dolores Padierna, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática.