Buscan fondos para la primera gran muestra dedicada al yoga

  • Preparan para otoño la mayor exposición organizada hasta la fecha sobre el yoga, su historia e internacionalización.
  • El Instituto Smithsonian quiere recaudar hasta el 1 de julio 125.000 dólares para reunir préstamos nacionales, de la India y Europa.
  • La institución se queja de que las aportaciones de dinero público derivado de los impuestos sólo alcanzan para que los museos sigan en funcionamiento.
Acuarela india de comienzos del siglo XIX que ilustra la equivalencia del cuerpo con el cosmos
Acuarela india de comienzos del siglo XIX que ilustra la equivalencia del cuerpo con el cosmos
Victoria and Albert Museum, London - Courtesy of the Arthur M. Sackler Gallery

De antigüedad milenaria pero de fecha de nacimiento incierta, la disciplina del yoga podría haberse creado en la Edad de Bronce, hace tres mil años, en los territorios de la civilización del valle del Indo. No llegó a Europa hasta finales del siglo XIX, pero ha conseguido convertirse en un fenómeno y asentarse en la sociedad occidental. Sus beneficios en la salud física y mental han hecho de la práctica una terapia clásica y masiva.

Prevista para ser exhibida en octubre en la galería Freer y la Arthur M. Sackler, los dos grandes museos de arte asiático de Washington D.C. que pertenecen al Instituto Smithsonian de los EU, Yoga: The Art of Transformation (Yoga: el arte de la transformación) será la mayor exposición organizada hasta la fecha dedicada a construir una historia visual del yoga.

Las estatuas de voluptuosas yoginimaestras del yoga y también guías espirituales en el hinduismo y el budismo—, los manuscritos de cortes islámicas e hindúes que muestran la percepción social que tenía el maestro de yoga en los siglos del XVI al XIX, testimonios pop de la visión "transnacional" del yogi como ser exótico y a veces siniestro que proliferó en Europa y los EU... La muestra ahondará en el desarrollo y la difusión mundial de la disciplina con iconos, manuscritos, esculturas de templos, pinturas cortesanas, fotografías, carteles, libros y películas de más de 25 museos y colecciones privadas de la India, Europa y los Estados Unidos.

Una cadena de supermercados doblará la cifra

Para abarcar con ánimo completista la muestra, la galería Arthur M. Sackler ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos que finalizará el 1 de julio. A pesar de pertenecer al grupo de museos del Instituto Smithsonian, una entidad pública pero poderosa, el centro pide 125.000 dólares de los que ha recaudado 49.200 (37.206 euros). La cadena nacional de supermercados Whole Foods (el preferido de los Obama) doblará la suma donando la misma cantidad que se haya sumado al término del plazo.

Con la suma quieren evitar también que los asistentes paguen entrada Justifican la iniciativa declarando que el dinero federal derivado de los impuestos "sólo cubre en torno a la mitad de los costes" de los museos y se destinan a mantenerlos en funcionamiento. Con el dinero, los organizadores quieren llevar a la capital de los EU más de 130 obras de arte, evitar que los asistentes tengan que pagar por visitar la muestra, ofrecer clases de yoga, organizar conciertos, un gran simposio y actividades familiares y publicar un catálogo.