Arresto domiciliario total para senador chileno indagado.

Una jueza ordenó el lunes el arresto domiciliario total y prohibió salir de Chile al senador opositor Jaime Orpis, acusado de cohecho, fraude al fisco y tributario, en el marco de una investigación...

Una jueza ordenó el lunes el arresto domiciliario total y prohibió salir de Chile al senador opositor Jaime Orpis, acusado de cohecho, fraude al fisco y tributario, en el marco de una investigación sobre cómo empresarios financiaron ilegalmente campañas electorales, entre ellos el ex yerno del dictador Augusto Pinochet.

La fiscalía y los querellantes habían pedido prisión para Orpis mientras es investigado judicialmente, paso previo al inicio de un juicio.

Orpis es uno más de decenas de políticos oficialistas y de oposición vinculados a casos de corrupción por el financiamiento ilegal de campañas electorales por empresarios. A comienzos de año su camarada de la conservadora Unión Demócrata Independiente, el ex senador Jovino Novoa, fue procesado y condenado a tres años de presidio remitido por emitir boletas por servicios no prestado del conglomerado Penta.

La fiscalía asegura que Orpis representó en el Senado los intereses de la empresa Corpesca cuando fue legislador entre 2009 y 2013 a cambio de dinero.

La fiscal Ximena Chong dijo que recibió 233 millones de pesos, unos 330.000 dólares, en cuotas mensuales. A cambio, entregó a Corpesca 76 boletas falsas de allegados por trabajos no realizados, que la compañía usó para rebajar impuestos.

El ex gerente de Corpesca, Francisco Mujica, acusado de soborno y delitos tributarios, quedó con reclusión nocturna y prohibición de salir del país mientras dura la investigación.

Los defensores de Orpis, Sergio Rodríguez y Carlos Cortés, pidieron arresto domiciliario nocturno y prohibición de salir del país porque su cliente colaboró con la investigación y no es un peligro para la sociedad. La jueza Daniela Guerrero no lo consideró un peligro para la sociedad.

Los casos de corrupción en la política estallaron hace más de un año y afectaron a la oposición derechista que estaba acosada por estos hechos, hasta el descubrimiento de negocios más bien opacos y variados delitos tributarios por parte de la nuera de la presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon.

Los hechos más escandalosos se vinculan a un puñado de políticos conservadores y varios oficialistas que recibieron, directa o indirectamente, aportes de empresas de Julio Ponce, ex yerno del dictador Augusto Pinochet.