La reforma migratoria enfrenta voto crucial en el Senado

  • El líder de la mayoría de los demócratas instó a sus colegas a votar a favor de la iniciativa por razones económicas y humanitarias.
  • Se limitará el debate previo a un máximo de 30 horas.
  • Los partidarios requieren 60 votos para cerrar el debate.

El Senado estadunidense será escenario este martes de una prueba crucial para el futuro de la reforma migratoria, al realizar un voto de "cierre" de debate, propuesto por el liderazgo demócrata para minimizar un intento de bloqueo republicano.

Es la solución para nuestros problemas económicos El líder de la mayoría demócrata del Senado, el senador de Nevada Harry Reid, apeló este lunes a sus colegas a votar a favor de la iniciativa por razones económicas y humanitarias.

"Es vital que el Congreso actúe lo más rápido posible para reformar nuestro roto sistema migratorio de una vez por todas. El proyecto de ley bipartidista que será debatido mañana en el Senado es la solución para nuestros problemas económicos".

Reid introdujo el jueves pasado la solicitud de un voto de "cierre" de debate, el cual tendrá lugar este martes, con el propósito de limitar el debate previo a los votos a un máximo de 30 horas.

Los partidarios de la reforma migratoria requieren 60 votos para cerrar el debate. De conseguirlos, lo cual es visto como probable por expertos, el Senado llevaría un segundo voto de mayoría simple para proceder con el debate de la iniciativa de ley.

Aunque el procedimiento evitaría en este momento un acto de obstrucción (conocido como filibustería) de los republicanos, los opositores de la reforma migratoria podrían buscar torpedear el proyecto de ley durante la presentación de enmiendas.

Los demócratas y sus aliados independientes disponen de 54 votos, a raíz de la muerte del senador demócrata de Nueva Jersey, Frank Lautenberg. Por ello requieren un puñado de votos republicanos, en especial porque varios demócratas podrían votar en contra.

Marco Rubio, el senador cubano americano de Florida, dijo que los promotores de la reforma migratoria carecen de los 60 votos, pero confió en que los conseguirán. La republicana de Nueva Hampshire, Kelly Ayotte, anunció ayer su apoyo al proyecto.

Los partidarios de la reforma buscan el vonto antes del 4 de julio Los partidarios de la reforma migratoria buscan un voto final para antes del receso legislativo con motivo del Día de la Independencia de Estados Unidos el 4 de julio, lo que allanaría el camino para su consideración en la Cámara de Representantes.

Un grupo bipartidista de la Cámara Baja develó en días pasados las líneas generales de su propuesta, aunque demócratas y republicanos mantienen diferendos en temas como el plan de trabajadores futuros.

Se espera por ello que el plan de la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, sea menos generoso que la versión aprobada por el Comité Judicial del Senado.

Si ambas Cámaras aprueban proyectos de ley divergentes, se requiere una conferencia bicameral para conciliar las iniciativas. En caso que haya un acuerdo, los proyectos de ley deberán ser objeto de un nuevo voto en cada una de las Cámaras.

Las encuestas muestran tendencia en contra de la reforma

El presidente Barack Obama buscó apoyo del público este fin de semana ante la posibilidad de nuevos intentos de los republicanos por descarrilar la iniciativa.

Van a hacer todo lo posible por impedirlo "Sabemos que los opositores de la reforma van a hacer todo lo posible por impedirlo. Intentarán azuzar el temor y crear la división. Intentarán politizar un asunto que a la inmensa mayoría de los estadunidenses le interesa que se aborde", señaló.

"Si ustedes están de acuerdo con que ahora es el momento para una reforma de sentido común, pónganse en contacto con sus representantes. Díganles que tenemos que solucionar esto para que todos se rijan por las mismas reglas", añadió.

Aunque una mayoría de estadunidense apoya una reforma migratoria, una reciente encuesta de la Universidad Qunnipiac mostró que 71 por ciento consideró que la reforma no será aprobada contra un 24 por ciento para quienes la iniciativa será promulgada eventualmente como ley.