Las familias de las víctimas de Connecticut presionan para endurecer las leyes de armas

  • Regresarán a Washington para recordar a los legisladores que siguen con dolor esperando que actúen.
  • La mayoría de las propuestas de Barack Obama para endurecer las leyes de armas han fracasado en el Congreso.

Han pasado seis meses desde el tiroteo en una escuela que hizo del control de armas un tema prioritario en Estados Unidos una vez más, y las familias de algunas de las víctimas regresarán a Washington para recordar a los legisladores que siguen con dolor esperando que actúen.

Las familias no se darán por vencidas Mientras tanto, algunos aliados del presidente Barack Obama le está pidiendo hacer más, aunque la mayoría de sus propuestas para endurecer las leyes de armas han fracasado en el Congreso.

La visita de cabildeo el martes y miércoles es una de varias celebraciones previstas para recordar medio año de la masacre del 14 de diciembre de 20 niños y seis maestras en una escuela de Connecticut cometida por un hombre armado con un fusil de grueso calibre legalmente adquirido.

Nicole Hockley, quien perdió a Dylan, de seis años, dijo que la lucha por nuevas leyes, que las familias también se han llevado a varios estados, lo ha dejado emocionalmente agotado, pero no se dará por vencido "sin importar el tiempo que haga falte".

"Es muy decepcionante que hayan pasado seis meses, y aunque estamos avanzando en por estados, no estamos progresando a nivel federal en lo que respecta a la verificación de antecedentes, cuando un número abrumador de los estadounidenses apoyan", dijo en entrevista telefónica.

Más iniciativas

Obama prometió hacer todo lo posible para frenar la violencia armada, incluso sin el Congreso.

El Center for American Progress, un centro de análisis con estrechos vínculos con la Casa Blanca, pidió a Obama emitir una docena más de acciones ejecutivas que están a su alcance para reducir los crímenes con armas.

Obama emitió 23 acciones ejecutivas después del tiroteo en Connecticut y no ha descartado hacer más.

Sus colaboradores dicen que no tiene la intención de anunciar nuevas iniciativas o celebrar actos relacionadas con las armas esta semana, pero es probable que reconozca los seis meses que se han cumplido.