'Andrea' deja tormentas históricas en el noroeste del país

  • En Filadelfia duplicaron los 4,55 centímetros de lluvia registradas en 1904.
  • Se espera que la tormenta llegue el domingo a aguas canadienses.
  • Los vehículos estaban bajo las aguas en Long Island.
  • EL TIEMPO: Previsión meteorológica de su ciudad.
La tormenta Andrea llegó en forma de lluvia a Nueva York.
La tormenta Andrea llegó en forma de lluvia a Nueva York.

La primera tormenta con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico batió récords de lluvias a lo largo del noreste de Estados Unidos y desbordó riachuelos pero cruzó con rapidez la costa sin causar daños importantes.

Una debilitada Andrea se alejó de Nueva Inglaterra el sábado por la mañana con vientos de 72 kilómetros (45 millas) por hora. Se espera que la tormenta llegue el domingo a aguas canadienses.

La tormenta fue considerada la causa de una muerte relacionada con el tráfico en Virginia

Tras traer lluvias y tornados a la Florida, Andrea perdió sus características tropicales del viernes por la noche al sábado por la mañana. Pero trajo una precipitación récord para un día 7 de junio en muchas ciudades y pueblos del noreste del país.

Andrea arrojó 16,87 centímetros (6,64 pulgadas) de lluvia en Gales Ferry, Connecticut. Los 10,57 centímetros (4,16 pulgadas) de lluvia que cayeron sobre el Parque Central de la ciudad de Nueva York fueron más del doble que el récord previo para la fecha, impuesto en 1918.

Los 8,89 centímetros (3,5 pulgadas) de lluvia en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia duplicaron los 4,55 centímetros (1,79 pulgadas) de lluvia registradas en 1904. Newark, Nueva Jersey, recibió 9,42 centímetros (3,71 pulgadas), rompiendo la marca previa de 2,82 centímetros (1,11 pulgadas), establecida en 1931.

En otras partes, los vehículos estaban bajo las aguas en Long Island, y cerca de 50 habitantes fueron evacuados por la creciente del río Delaware en Chester, Pensilvania. La tormenta fue considerada la causa de una muerte relacionada con el tráfico en Virginia.

La noche del viernes, el Centro Nacional de Huracanes, en Miami, canceló todas las alertas de tormenta tropical, pero advirtió de posibles inundaciones costeras aisladas de Nueva Jersey a Nueva Inglaterra.