El festival de cine de Cannes se convierte en el escenario real de dos robos y un tiroteo

  • Un primer hurto se produjo el primer día del festival, cuando desaparecieron varias joyas de Choppard de la habitación de uno de los empleados de la marca.
  • El segundo se ha conocido este jueves y afecta a un collar de la firma suiza De Grisogono valorado en más de dos millones de dólares.

Dos millonarios robos de joyas y la espectacular intervención de un desequilibrado durante la emisión en directo de un programa de la televisión francesa han teñido de acción cinematográfica al más glamuroso festival de Francia, el de Cannes.

Como si la trama de una película de cine negro se hubiera adueñado de La Croisette, el certamen de la Costa Azul francesa aparece más accidentado de lo normal.

Las piezas sustraídas el primer día tenían un valor de un millón de euros En medio del deambular de las estrellas por la alfombra roja del Palacio de Festivales y de las fiestas mundanas que rodean el certamen, han rondado en esta ocasión policías en busca de pistas que resuelvan los casos abiertos.

El primero tuvo lugar en el mismo inicio del certamen, en la noche del pasado día 15, cuando la prestigiosa joyería Chopard denunció elrobo de piezas por valor de más de un millón de dólares.

Los ladrones, según los primeros elementos de la investigación, se colaron en la habitación de hotel de uno de los empleados de la marca en el momento en el que éste se encontraba cenando. Como si de una película de ladrones se tratara, arrancaron la caja fuerte y se llevaron las joyas.

El botín estaba destinado a vestir a algunas de las estrellas que desfilan por la alfombra roja del Festival, que desde hace 15 años cuenta con Chopard como uno de sus patrocinadores.

No repuestos todavía de la sorpresa, la familia del cine contuvo el aliento al día siguiente cuando un desequilibrado se subió a una plataforma y comenzó a disparar con una pistola de fogueo, lanzó una granada ficticia y enarboló un arma blanca.

El hecho cobró una mayor repercusión porque la acción del alborotador tuvo lugar durante la emisión en directo de un programa de entrevistas de la cadena Canal+ Francia, que tuvo que suspenderse durante unos minutos.

El hombre fue inmediatamente reducido por los agentes de seguridad.

Otro collar desaparecido

La última acción delictiva en el Festival se conoció en la tarde de este jueves, cuando el joyero suizo De Grisogono denunció el robo de un collar valorado en más de dos millones de dólares.

Los hechos tuvieron lugar el pasado martes en el hotel Eden Roc de la vecina localidad de Antibes, donde la marca helvética había organizado una fiesta en la que los invitados lucían piezas de su marca.

En un principio, los responsables de la joyería no sabían si la pieza había sido robada o si su desaparición se debía a un error de inventario, por lo que tardaron 24 horas en presentar la denuncia.

Los investigadores tratan ahora de dilucidar los hechos mientras el Festival aguarda a conocer, el próximo domingo, quien gana la Palma de Oro en su accidentada edición.