A punto de llegar a su fin la búsqueda de sobrevivientes

  • Un jefe de bomberos dijo que estaba 98% seguro de que no había más víctimas.
  • Todas las viviendas destruidas habían sido revisadas por lo menos una vez.
  • Algunas víctimas fueron contadas dos veces, por eso el balance era mayor.

La búsqueda de sobrevivientes y de víctimas casi llegaba a su fin el martes entre los escombros que cubrían un suburbio de Oklahoma donde un gigantesco tornado destruyó viviendas, dijo el jefe de bomberos. Las autoridades redujeron la cifra de muertos de 51 a 24.

El jefe de bomberos, Gary Bird, afirmó que estaba "98% seguro" de que no había más sobrevivientes ni cadáveres que recuperar debajo de los escombros en el pueblo de Moore.

Reconstruiremos y recuperaremos nuestra fuerza Agregó que todas las viviendas destruidas habían sido revisadas por lo menos una vez y que tiene la esperanza de que el trabajo se complete para la noche del martes, aunque las lluvias torrenciales podrían dificultar el esfuerzo.

Bird indicó que no se había hallado ni sobrevivientes, ni víctimas desde el lunes por la noche. Los trabajadores pintaban una X en cada estructura para indicar ya había sido revisada.

Inicialmente las autoridades informaron que el balance de muertos era mayor porque algunas de las víctimas al parecer fueron contadas dos veces en medio del caos reinante por la tormenta, dijo Amy Elliot, portavoz de la oficina del médico forense. La caída de los tendidos de comunicaciones y los problemas para compartir información con las autoridades exacerbó el problema, señaló.

Entre las víctimas hay nueve niños. Más de 200 personas fueron atendidas en hospitales locales.

"Reconstruiremos y recuperaremos nuestra fuerza", aseveró la gobernadora Mary Fallin, quien hizo un recorrido aéreo por la zona e indicó que "es doloroso verla".

El devastador tornado, que llevaba vientos de hasta 320 kilómetros por hora (200 mph), redujo las viviendas a rumas de madera astillada en Moore, un pueblo situado en la región central de Estados Unidos, conocido como Callejón de Tornados. Menos del 1% de los tornados ha llevado vientos de esa velocidad.