Un recorrido nostálgico por la vida de los neoyorquinos durante la II Guerra Mundial

  • Una muestra se adentra en la historia de la ciudad en los años previos y durante el conflicto, cuando ya era una de las metrópolis más importantes del mundo.
  • Se exhiben más de 300 piezas entre carteles, pinturas, maquetas, mapas, música, material audiovisual, testimonios...
  • La exposición refleja el carácter impetuoso de la propaganda y la publicidad, el esfuerzo ciudadano, la polarización de opiniones sobre la actitud de los EU...
Irving Boyer recrea con romanticismo la visión de un andén de la estación neoyorquina de Prospect Park en los años cuarenta
Irving Boyer recrea con romanticismo la visión de un andén de la estación neoyorquina de Prospect Park en los años cuarenta
Irving Boyer - New-York Historical Society

En los años previos al ataque de la aviación japonesa a la base naval estadounidense de Pearl Harbor (Hawái) en 1941, Nueva York ya era una de las metrópolis industriales más importantes del mundo, su puerto era de los más activos y disfrutaba de una situación financiera envidiable. Por la prosperidad y el tamaño de la urbe no era de extrañar que en ella se concentraran las dos posturas ideológicas más fuertes hacia la II Guerra Mundial: la que apostaba por el intervencionismo para frenar el avance del nazismo en Europa y la que creía en el aislacionismo porque, al fin y al cabo, los problemas de Europa no afectaban directamente al país.

El museo-biblioteca de la New York Historical Society clausura el 27 de mayo WWII & NYC (La II Guerra Mundial y Nueva York), una exposición que se adentra en la historia de la Gran Manzana durante los años del conflicto y la posterior incorporación de los EU al bando de los aliados tras el ataque de los japoneses.

Los más de 300 objetos exhibidos en Nueva York incluyen carteles, fotos, pinturas, maquetas, mapas, música, material audiovisual, programas de radio y grabaciones de testimonios de quienes vivieron en la ciudad en aquellos años. Muchos de los vídeos están disponibles en el canal de YouTube que el centro dedica a la muestra.

La movilización de los trabajadores, los cambios que los civiles experimentaron en el día a día, el ritmo frenético de los astilleros y la celebración de la victoria de los aliados en Times Square son algunos de los puntos clave del recorrido.

"Sólo se le ha conocido un oficio: pintor de brocha gorda"

Las pinturas y los carteles destacan por un lenguaje directo y un romanticismo impetuoso que anima a los neoyorquinos a colaborar en el conflicto. Se alistaron 900.000 soldados, los civiles que permanecieron en la ciudad contribuyeron activamente y las campañas de publicidad se revestían de un sentimiento nacional. Los grandes almacenes Macy's anunciaban la suspensión del desfile del Día de Acción de Gracias del año 1942 para destinar la materia prima necesaria para la celebración al "esfuerzo de la guerra". Un anuncio de sujetadores enfatizaba la importancia de la prenda para las mujeres que trabajaban en la industria bélica y se empleaban en tareas "mucho más duras de las que una mujer está acostumbrada".

Un anuncio de sujetadores destaca la importancia de la prenda para las mujeres de la industria bélicaLa exposición mezcla el arte gráfico con documentos de carácter patriótico y político, sobre todo de los que veían necesaria en la intervención de los EU en Europa. Entre los testimonios que reflejan la urgencia de la participación hay fotos de manifestaciones y carteles como el realizado por el grupo intervencionista Fight for Freedom Inc., que presenta a Adolf Hitler como un criminal en busca y captura por asesinato.

Tras una descripción física detallada y a la vez despectiva, el texto hace un retrato psicológico del dictador: "Tiene delirios, particularmente sobre su lugar en la historia y su poder sobre un vasto número de personas. Es sádico, malicioso, grandilocuente, vengativo, místico, maníaco, adicto a la histeria pública de la "raza pura" y sufre de manía persecutoria. Es mentiroso por naturaleza. Sólo se le ha conocido un oficio: pintor de brocha gorda".