Los hermanos de Ariel Castro nunca reconocieron a las tres jóvenes en las fotos

  • Estaban familiarizados con los carteles que había en el barrio, pero no se parecían a las chicas que habían visto junto a su hermano.
  • "Vi a Ariel con una niña en el McDonalds y le pregunté quién era. Me dijo que era de una amiga suya".
  • Pedro y Onil Castro no podían entra la cocina y tenían que comer en las escaleras.

La CNN ha hecho pública la segunda parte de la entrevista con los hermanos de Ariel Castro, acusado esta semana por el secuestro y la violación de tres mujeres durante una década en Cleveland (Ohio).

Onil explica que nunca vio "nada inusual" en el patio trasero de su hermano Pedro y Onil Castro relatan que cuando su hermano Ariel los invitaba a casa "no podían entrar en la cocina" y tenían que comer "en las escaleras". De hecho, había unas "cortinas en la cocina que la aislaban del resto de la vivienda". Ariel les decía que era para ahorrar energía.

"Me dijo que quería mantener el calor en la cocina, por la factura del gas", explica Pedro.

En cuanto a si escucharon alguna vez algo, los hermanos Castro afirman que en la casa siempre se escuchaban ruidos de fondo. Por ese motivo, Ariel siempre tenía la radio o la televisión puesta.

Por su parte, Onil especula con que a lo mejor su hermano ya quería ser descubierto.  "Tal vez quería ser atrapado. Pero si lo hizo así, no debería de haber ido a casa de mamá y recogerme y dejar que entrara en su coche si sabía lo que iba a suceder".

Cuando se les pregunta si nunca se extrañaron por los comportamientos de su hermano, Pedro dice que "Ariel, para mí, era un tipo raro. Quiero decir que no me pregunté nada porque no me llamó la atención cuando dijo que era para mantener el calor, porque él siempre llevaba un montón de capas y esas cosas".

Onil explica que nunca vio "absolutamente nada" inusual en el patio trasero de su hermano, y que no había estado dentro de la casa en un año.

Pedro ha confirmado que la vio un par de veces fuera de la casa a Amanda Berry. "Vi a Ariel con una niña en el McDonalds y le pregunté quién era. Me dijo que era de una amiga suya".

"No tenía ni idea de que esa niña era suya o de Amanda. Lo supe días más tarde".

Los hermanos de Ariel Castro estaban familiarizado con las caras de de Jesus y Berry, por los carteles que pegaron por el barrio pero que no se parecían a esas chicas.