Los disturbios islamistas en Bangladesh dejan al menos diez muertos y decenas de heridos

  • Una manifestación islamista convocada este domingo en Dacca ha terminado con graves disturbios y ha dejado varios fallecidos y numerosos heridos.
  • Las autoridades han controlado la situación esta madrugada, pero las protestas se han reanudado en la mañana del lunes.
  • Los grupos islamistas que protestan piden una aplicación más estricta de la ley islámica y exigen que se promulgue una ley de la blasfemia.

Al menos diez personas han muerto y decenas han resultado heridas en la capital de Bangladesh por los disturbios que han estallado tras una manifestación islamista, según informa la BBC.

Los medios locales hablan ya de al menos catorce personas fallecidas y centenares de heridos; y apuntan que dos de los muertos son policías y el otro un militar.

Las manifestaciones comenzaron el domingo reunieron a unas 200.000 personas, aunque según la fuente la cifra de asistentes puede ascender hasta los 500.000. La protesta había sido convocada por la organización Hefazat-e Islam, que pide una aplicación más estricta del islam, con una ley de la blasfemia y la segregación del hombre y la mujer, entre otras exigencias.

En un pliego de 13 puntos, exigen también la imposición de la pena capital a quien insulte al Islam, poner fin a la obscenidad en las películas, perseguir a los ateos, un sistema educativo religioso o la eliminación de las estatuas en las instituciones educativas y las rotondas de todo el país.

La Policía y el Ejército bengalíes usaron material antidisturbios contra la protesta y detuvieron a cientos de manifestantes, pero hasta la madrugada del domingo no pudieron controlar la situación. Esta mañana se han reanudado los enfrentamientos.

Las protestas aislaron la capital de Bangladesh del resto del país y convirtieron las calles de Dacca en un campo de batalla.

Los manifestantes han quemado vehículos y han asaltado inmuebles, como la sede del Partido Comunista de Bangladesh, que ha sido incendiada. También ha sido objeto de los ataques la sede de la gobernante Liga Awami, contra la que se han lanzado al menos una quincena de artefactos explosivos.

El ministro del Interior, Muhiuddin Khan Alamgir, ha acusado a los miembros del partido islamista Jamaat e Islami de infiltrarse entre los manifestantes de Hefajat para perpetrar estos ataques contra la sede de la Liga Awami. Agentes de la Policía y testigos presenciales han confirmado esta versión.

Tensión con el Gobierno

La tensión entre islamistas y el Gobierno en Bangladesh creció con las condenas este año a varios líderes religiosos pertenecientes al partido religioso Jamaat-e-Islami, por su papel en el conflicto que independizó a Bangladesh de Pakistán en 1971.

La Liga Awami de la primera ministra Sheikh Hasina, en el poder desde 2009, puso énfasis desde el comienzo de la legislatura en atribuir responsabilidades a los culpables de crímenes de lesa humanidad en aquel conflicto.

La tensión suele intensificarse cuando se aproximan citas electorales, como los comicios generales previstos para finales de año.