El clima ayuda a controlar el gran incendio del sur de California

  • Un viento húmedo del Pácifico ha ayudado a reducir los fuegos.
  • El incendio ocupa un área de 111 kilómetros cuadrados (43 millas).
  • A pesar de los cambios meteorólogicos continúa la evacuación en varias zonas.

Una fuerte baja de la temperatura ayudó a calmar el sábado un enorme incendio forestal que arrasa las montañas costeras del sur de California, y los bomberos desbrozaron franjas de arbustos para evitar la propagación de las llamas mientras las condiciones fuesen favorables.

El fuego ya no avanza descontroladamente

Los intensos vientos y las altas temperaturas fueron reemplazados por el flujo normal de aire con alto contenido de humedad proveniente del Pacífico, lo que redujo significativamente los incendios.

"El fuego ya no avanza descontroladamente", dijo Tom Kruschke, portavoz de los bomberos del condado Ventura.

Los bomberos han rodeado el incendio, que ocupa un área de 111 kilómetros cuadrados (43 millas cuadradas) en el extremo occidental de las Montañas Santa Mónica.

La humedad aumentó tanto que no funcionó bien una ofensiva de madrugada para incendiar a propósito una parte de la zona amenazada.

A pesar de las condiciones favorables, siguen en vigor las órdenes de evacuación en varias zonas.

Mucho peligro, pocos daños

Casi 2.000 bomberos con camiones, topadoras y aviones trabajaban para controlar el incendio, centrados en la zona este del fenómeno, cañones profundos que son una mezcla de tierras públicas y privadas, dijo Kruschke.

El Servicio Nacional de Meteorología dijo que un frente de baja presión que se aproxima a la zona llevaría un 20% de probabilidades de lluvia el domingo por la tarde, con más lluvias pronosticadas por la noche y el domingo.

El incendio que comenzó el jueves solo ha dañado 15 viviendas

"Cualquier cosa nos ayuda", dijo Kruschke.

Se esperaba que el cambio en las condiciones del tiempo también provocara fuertes vientos en algunas partes del sur de California, pero lejos de la zona del incendio.

A pesar de su tamaño y velocidad de aumento, el incendio que comenzó el jueves y rápidamente se extendió a vecindarios de Camarillo Springs y Thousand Oaks sólo ha dañado 15 viviendas, aunque ha sido un peligro para miles más.

El fuego pasó por el Parque Estatal Point Mugu, una zona de senderismo y camping que se ubica entre esas comunidades y el mar. Craig Sap, superintendente del distrito de Parques, declaró al Ventura County Star que dos casas deshabitadas y viejas estilo rancho quedaron destruidas. Los baños y los terrenos de camping del parque también fueron afectados. Sap calcula que las reparaciones costarán 225.000 dólares.

Las únicas lesiones reportadas hasta el sábado fueron un civil y un bombero que tuvieron un accidente de tráfico lejos del incendio.