NY combate consumo de alimentos con alto contenido de sodio

Los restaurantes de Nueva York tendrán que pagar cuantiosas multas si no colocan avisos en sus menús sobre alimentos con alto contenido de sodio, determinó el miércoles un juez."Hay gente a la que le...

Los restaurantes de Nueva York tendrán que pagar cuantiosas multas si no colocan avisos en sus menús sobre alimentos con alto contenido de sodio, determinó el miércoles un juez.

"Hay gente a la que le encanta la comida salada y va a comer esa comida salada independientemente de si tiene un aviso o no", reconoció la jueza Eileen Rakower. "Creo que estar informados les da el poder de decisión".

El fallo desestima un pedido de la Asociación Nacional de Restaurantes presentado apenas días después de que la norma comenzó a aplicarse en diciembre. Esta es la más reciente de una serie medidas impulsadas por la municipalidad neoyorquina para promover los buenos hábitos de salud.

Sin embargo algunas de esas iniciativas se han topado con resistencia, y una de ellas, que buscaba prohibir las bebidas azucaradas extra grandes, fue revocada por un tribunal.

Otra medida, que sí sobrevivió a los pleitos judiciales, exigía que todas las cadenas de comida coloquen avisos con el contenido calórico de sus artículos.

"Estas son realmente buenas noticias para la salud de los neoyorquinos", opinó la doctora Mary Bassett, la comisionada de salud de la municipalidad. Las multas, que podrían ascender a 600 dólares, comenzarán a aplicarse el 1 de marzo.

Según la nueva norma, debe haber un dibujito triangular con la imagen de un salero al lado del alimento en el menú que tenga un contenido de sodio superior al límite diario recomendado de 2.300 miligramos, aproximadamente lo que carga una cucharita de té.

Las autoridades de salud estadounidenses desde hace tiempo denuncian que la ciudadanía está consumiendo demasiada sal. Exhiben como ejemplos las hamburguesas con queso y tocineta, de casi 4.300 mg de sodio, o las ensaladas con trozos de pollo, con más de 3.000 mg.

La norma abarca a toda cadena de restaurantes que posea por lo menos 15 filiales en el país, que equivale aproximadamente a una tercera parte del sector restaurantero de la ciudad. Panera, Applebees y otros comercios de alimentos ya han comenzado a colocar los avisos.

Preston Ricardo, representante de la Asociación Nacional de Restaurantes, comparó los dibujos de saleros con las etiquetas que advierten de la existencia de sustancias tóxicas. Dice que ello dejará a los clientes confundidos, los empujará a restaurantes que no tienen lo avisos y viola la libertad de expresión de los dueños de restaurantes.

"Se está causando un daño irreparable", dijo Ricardo, afirmando que entre la misma comunidad científica hay discrepancias sobre cuál debe ser el límite aceptable de sodio. Advirtió que la asociación apelará la decisión.