Candidatos republicanos buscan despertar pasiones en Nevada

Los aspirantes a la candidatura presidencial republicana hacían esfuerzos de último minuto el martes en Nevada, para conseguir el apoyo de los votantes en la víspera de los caucus, usando retórica...

Los aspirantes a la candidatura presidencial republicana hacían esfuerzos de último minuto el martes en Nevada, para conseguir el apoyo de los votantes en la víspera de los caucus, usando retórica nacionalista y lanzando críticas mordaces contra sus rivales.

Donald Trump, quien va de primero en las encuestas, fustigó a su Ted Cruz, declarando ante miles de personas en un evento en Las Vegas que el senador por Texas "es un hombre enfermizo". "Hay algo que no anda bien con este tipo", declaró Trump el lunes por la noche.

Por su parte, Cruz pasó gran parte del lunes justificando la destitución de un portavoz suyo por haber tuiteado un artículo que aseveraba falsamente que Marco Rubio había insultado la Biblia.

Cuando no estaban insultándose entre sí, los republicanos se dedicaban a despotricar contra la candidata por la nominación demócrata Hillary Clinton.

Tan ácida fue la retórica este día que Trump incluso llegó a cuestionar la consulta interna en la que él mismo participa.

"Olvidémonos de esos caucus", exclamó ante unas 5.000 personas. "Simplemente vayan a y voten ¿está bien? ¿Qué demonios es eso de caucus?"

Trump seguía amargado por su derrota en los caucus de Iowa, en las que Cruz le ganó. Reiteró su llamado de que Cruz se eliminado de la contienda "por su victoria fraudulenta en Iowa".

Cruz criticó duramente a Clinton, al expresarle a una multitud en Elko, Nevada, que le gustaría ver a la ex secretaria de Estado encarcelada. Uno de los militantes había gritado que Cruz, si gana las elecciones en noviembre, debería "meter a Clinton en la cárcel" y Cruz respondió: "Con suerte, allí ya estará allí".

Clinton ha estado enfrentando una controversia por su uso de un servidor cibernético privado para sus correos electrónicos cuando era secretaria de Estado.

Fue un día tan alterado en la campaña que incluso Trump llegó a declararse a favor de usar la violencia contra un manifestante que se presentó en unos de sus eventos. El bombástico magnate dijo que le hubiera gustado darle un puñetazo a la cara del manifestante y lamentó que ya han pasado "los viejos tiempos" en que ese tipo de personas hubieran sido sacados en camilla.

En cuanto al tuit que envió su portavoz Rick Tyler, Cruz dijo a reporteros que no tenía otra opción que destituir a su ayudante. "Vamos a actuar con dignidad", comentó.

Tyler no respondió mensajes de The Associated Press pidiéndole su comentario.

No es la primera vez que la campaña de Cruz está bajo acusaciones de hacer trampa. Pocos día atrás, Cruz tuvo que pedirle disculpas a otro candidato republicano, Ben Carson, por haber hecho correr el rumor que Carson se había salido de la campaña. La campaña de Cruz también admitió que difundió por internet una foto que había manipulado para dar la impresión que Rubio estaba dándole la mano al presidente Barack Obama.

___

Riccardi reportó desde Las Vegas. Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Vivian Salama en Washington DC, Scott Bauer en Madison, Wisconsin; David Eggert en Michigan, Andrew Demillo en Little Rock, Arkansas; y Alanna Durkin, Michael Blood y Matthew Barakat in Virginia.