Cuba apoya al terrorismo a juicio del Departamento de Estado

  • Seguirán incluyendo al país caribeño en una lista junto a Irán, Siria y Sudán.
  • Dicen que se ha protegido a rebeldes colombianos y a extremistas vascos.
  • El gobierno cubano envió sus condolencias por los atentados en Boston.

Washington no tiene planes de quitar a Cuba de la lista de gobiernos que a juicio de Estados Unidos apoyan al terrorismo y que también incluye a Irán, Siria y Sudán, dijo el miércoles un portavoz del Departamento de Estado.

Es una venganza política, según el gobierno cubano Eso seguramente causará revuelo en La Habana, que niega vehementemente cualquier vínculo con el terrorismo. El gobierno cubano asegura que su inclusión en esta lista es una venganza política del gobierno estadounidense que ha mantenido un embargo económico sobre la isla comunista por 51 años.

Patrick Ventrell, portavoz del Departamento de Estado, dijo que Washington "no tiene actualmente planes para quitar a Cuba" de la lista, que está incluida en el reporte anual de terrorismo de la agencia federal.

El reporte iba a salir el 30 de abril, pero se atrasó y será publicado en mayo, dijeron funcionarios.

El miércoles fue feriado en Cuba por el Día Internacional de los Trabajadores y no hubo declaraciones por parte del gobierno.

Corea del Norte no está en la lista

La legisladora cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, representante de Florida, está de acuerdo en mantener a Cuba en la lista. Esto "reafirma que el régimen de Castro es y siempre ha sido, patrocinador y facilitador del terrorismo", dijo.

La congresista criticó al gobierno estadounidense por no incluir de nuevo a Corea del Norte en la lista. El país asiático fue quitado en 2008 en medio de las negociaciones de desarme nuclear que al final fracasaron.

Cuba está ostensiblemente incluida en la lista porque Estados Unidos considera que ha protegido a rebeldes colombianos y extremistas vascos, así como a algunos integrantes de grupos armados latinoamericanos de las décadas de 1960 y 1970.

Muchos observadores de Cuba han especulado que podría ser tiempo de que la isla salga de la lista, en parte porque el gobierno cubano es anfitrión de las conversaciones de paz entre los rebeldes y el gobierno colombiano, mientras que los extremistas vascos de la ETA han anunciado un cese al fuego permanente.

España y Colombia se mantienen al margen

Los gobiernos de España y Colombia no han criticado el papel de Cuba en sus conflictos en años recientes y ambos países votan rutinariamente contra las sanciones económica impuestas por Estados Unidos a la isla, durante la votación que se hace cada año en la ONU.

Varios diarios estadounidenses publicaron editoriales donde piden que Cuba sea quitada de la lista. Algunos argumentaron que la inclusión del país caribeño demerita una lista cuyo objetivo es destacar las amenazas internacionales más importantes.

Uno de los requisitos para salir de la lista es que los países en ella incluidos renuncien públicamente al terrorismo. Cuba lo hizo en abril, cuando envió sus condolencias tanto al pueblo como al gobierno estadounidense tras los atentados en el Maratón de Boston.