Reabre el museo Van Gogh de Amsterdam con una muestra sobre la técnica del autor

  • 'Van Gogh en su taller' permite acercarse a su uso de color y estilo.
  • Formada por 200 obras, algunas cedidas por importantes pinacotecas.
  • Volverá a cerrar otra vez en 2014 para continuar con sus trabajos de rehabilitación.

Los secretos de la pintura del holandés Vincent van Gogh (1853-1890) se ponen al descubierto en una exposición con la que el museo de Amsterdam que lleva el nombre del artista ha reabierto tras una renovación y coincidiendo con el 160 aniversario del nacimiento del autor de Los Girasoles.

Mediante unas 200 obras, la muestra Van Gogh en su taller permite al público mirar en el lugar de trabajo del artista para descubrir cómo aprendió su oficio, qué técnicas de color y qué materiales usaba o cómo concebía sus cuadros.

La exposición desmonta algunos mitos sobre el artista, como el de que era un genio instantáneo

Los mitos atribuidos al artista, del que se dice que era un genio espontáneo y una persona aislada, se rompen con una muestra que es fruto de diez años de investigación de la versátil obra de Los comedores de Patatas.

"Van Gogh era un artista que trabajó muy duro para llegar a serlo y no era esa especie de genio instantáneo que nos hemos creído", asegura el director gerente de la pinacoteca Rik van Koesveld en la presentación hoy de la muestra.

"Tampoco era un hombre aislado profesionalmente, y aunque no tenía capacidad para establecer relaciones sociales, sí interactuaba con otros profesionales", añadió.

Una década con 800 cuadros

Los expertos del museo, que celebra 40 años de su creación, mantienen que al artista, especialista en los contrastes de colores, le gustaba experimentar, trabajaba a destajo -produjo 800 cuadros y 1.000 dibujos en diez años- y le costó aprender a dibujar y a dominar la perspectiva.

Otras revelaciones indican que el pintor holandés pintaba a menudo sobre sus lienzos, que frecuentemente le escaseaban por falta de recursos, llegando en ocasiones a pintar hasta cuatro veces sobre el mismo soporte o sobre la parte trasera del mismo.

"Estamos muy contentos de poder mostrar cuadros pintados en el reverso, lo que hace al museo más interactivo", apuntó Koesveld, quien también señaló que la muestra incluye además tubos de pintura, libretas originales con bocetos y la única paleta del pintor que todavía se conserva, la cual proviene del museo de Orsay de París.

Para analizar los lienzos del artista y el tipo de pigmentación de sus colores, los investigadores han usado tecnologías como rayos X y técnicas de laboratorio del taller científico de la petrolera Shell que han permitido estudiar la composición de las pinturas usadas por Van Gogh.

Estamos muy contentos de oder mostrar cuadros pintados en le reverso, lo que hace al museo ser más interactivo

La exhibición también incluye préstamos "únicos" como Los Girasoles de la National Gallery de Londres, que podrá contemplarse junto a la misma versión del cuadro en propiedad del museo Van Gogh.

También La Habitación, propiedad del Instituto de Arte de Chicago, se compara con el lienzo del mismo nombre incluido en la colección permanente del museo de Amsterdam.

El Van Gogh reabrió este miércoles sus puertas tras una renovación que ha durado siete meses y durante la cual se han cambiado los sistemas de ventilación y de aislamiento, se han pintado las paredes y cambiado los techos.

Durante la rehabilitación de la pinacoteca, que se ha realizado con financiación pública dentro del tiempo previsto, las principales obras de Van Vogh fueron trasladadas temporalmente al museo Hermitage de Amsterdam, atrayendo la muestra a 665.000 visitantes.

El museo planea cerrar de nuevo otros siete meses en 2014 para poner en práctica otro proyecto de transformación con el que quiere dotarse de una nueva entrada diseñada por el arquitecto japonés Kisho Kurokawa, y con la que  pretende mejorar los accesos a las dos alas de exposiciones.