Campaña de Trump instalada temprano en muchos estados

La poco ortodoxa campaña de Donald Trump para ganar la nominación presidencial republicana tiene algunos atavíos tradicionales: oficinas y empleados en todo el país.Trump, ganador de dos de los tres...

La poco ortodoxa campaña de Donald Trump para ganar la nominación presidencial republicana tiene algunos atavíos tradicionales: oficinas y empleados en todo el país.

Trump, ganador de dos de los tres primeros estados en la contienda, desde hace tiempo ha estado sentando las bases para más victorias en marzo, cuando más de una veintena de estados van a las urnas, según muestran los nuevos reportes de finanzas de su campaña.

En enero, su campaña contaba con unas 100 personas en la nómina y una serie de consultores y oficinas desde Alabama hasta Texas, lo que le dio una ventaja inicial para conectarse con los votantes al intensificarse el calendario de primarias.

"Pienso que nos va a ir fabulosamente", dijo Trump el sábado por la noche en South Carolina, con la mira en marzo. "Esperamos que nos vaya muy, muy bien".

Los esfuerzos de Trump son revelados en su reporte de finanzas de campaña presentado el sábado ante la Comisión Electoral. Los documentos proveídos por todas las campañas cubren los fondos recaudados y gastados en enero y no registran las actividades en las primeras tres semanas de este mes.

El magnate Trump ha prometido que gastará "lo que sea necesario" para asegurarse la nominación republicana. Hasta ahora ha invertido 17,5 millones de dólares en su campaña, una fracción de lo gastado por los otros aspirantes.

Pero Trump ha conseguido dedicar dinero para empleados y oficinas en parte porque se ahorra dinero en formas importantes: No realiza las actividades tradicionales de recaudación de fondos, que pueden ser costosas y ha lanzado muchos menos anuncios televisivos de lo usual para un aspirante a la presidencia.

La solidez de las operaciones de Trump, como es delineada en los reportes financieros de enero, es mucho más similar a la de demócratas como Hillary Clinton y Bernie Sanders que la de sus cuatro rivales republicanos.

Al inicio del año, Trump tenía más empleados asalariados que los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, a quienes ha identificado como sus competidores más cercanos. Además, Trump tenía al menos 17 consultores pagados en estados adicionales a los cuatro primeros en realizar votaciones, una red que se extendía a Alabama, North Carolina, Ohio y Virginia.

Y su campaña estaba pagando ya por oficinas en ocho estados con votaciones en marzo. Sanders y Clinton tenían cada uno presencia en al menos 12 estados que votan en marzo, de acuerdo con los reportes de sus campañas.

Otros republicanos — quizás concentrados en conseguir victorias en alguno de los estados votando en febrero — no parecieron estar pensando demasiado sobre marzo en enero, muestran sus reportes.

El gobernador de Ohio, John Kasich, tenía dos oficinas en estados con primarias en marzo, incluyendo su propio estado; Rubio tenía una y Cruz ninguna, aunque el cuartel general de su campaña está en Houston, Texas, donde los votantes depositan sus boletas el 1 de marzo.

___

El periodista de The Associated Press Chad Day contribuyó a este despacho.

___

Julie Bykowicz y Jack Gillum están en Twitter como http://twitter.com/bykowicz y http://twitter.com/jackgillum