G.Bretaña y UE logran acuerdo sobre reformas

El primer ministro británico David Cameron consiguió un acuerdo para una Unión Europea menos injerencista después de dos días de tensas negociaciones con líderes del bloque, un compromiso que dijo...

El primer ministro británico David Cameron consiguió un acuerdo para una Unión Europea menos injerencista después de dos días de tensas negociaciones con líderes del bloque, un compromiso que dijo era necesario para persuadir a los votantes británicos de que la nación debe permanecer en el grupo.

El acuerdo es visto como un trampolín clave para un referendo sobre la permanencia de Gran Bretaña en la UE que podría llevarse a cabo a mediados de año.

Después de 31 horas de negociaciones, la presidenta lituana Dalia Grybauskaite escribió en Twitter que se consiguió el acuerdo entre la UE y Gran Bretaña, y que "se acabó el drama".

Donald Tusk, presidente de la Unión Europea, agregó que hubo "apoyo unánime" para el "nuevo acuerdo". El compromiso sólo sería implementado si Gran Bretaña permanece como miembro de la UE.

La cumbre se extendió tiempo adicional el viernes mientras Cameron impulsaba sus exigencias de mayor autonomía en una cena con los 28 líderes nacionales.

"David Cameron luchó fuerte por Gran Bretaña. Buen acuerdo para el Reino Unido y la Unión Europea. ¡Felicitaciones!", tuiteó el primer ministro danés Lars Lokke Rasmussen.

Previamente, Cameron se había reunido con líderes europeos, incluido Tusk, el italiano Matteo Renzi y la primera ministra polaca Beata Szydlo, tratando de acortar las diferencias en asuntos como control financiero y asistencia pública.

Grybauskaite dijo que el acuerdo deberá proporcionar al público británico una elección clara.

"Pero no importa lo que hayamos realizado aquí, no importa qué maniobra para guardar las apariencias hayamos realizado aquí, depende del pueblo británico decidir", agregó.

El acuerdo ofrece garantías a las nueve naciones de la UE —incluida Gran Bretaña— que no utilizan el euro como divisa común, que no serán marginadas, y hace ajustes encaminados a otorgar a parlamentos nacionales más poder.

La mayoría de las tensiones estuvieron alrededor de un cambio relativamente menor: una medida para suspender o restringir el pagos de prestaciones a trabajadores de otros países de la Unión Europea.