Ultimo de los "Tres de Angola" queda en libertad

El último de un grupo de presos conocido como los "Tres de Angola" no disputó el viernes el cargo de homicidio por un asesinato ocurrido en 1972 de un guardia en una prisión y quedó en libertad...

El último de un grupo de presos conocido como los "Tres de Angola" no disputó el viernes el cargo de homicidio por un asesinato ocurrido en 1972 de un guardia en una prisión y quedó en libertad después de permanecer más de 40 años tras las rejas.

Albert Woodfox y otros dos se convirtieron en los reclusos conocidos como los "Tres de Angola" porque se les impusieron décadas de aislamiento en la Penitenciaría de Louisiana en Angola y en otras prisiones.

Las autoridades dijeron que se les mantenía en aislamiento solitario debido a su activismo a favor del Partido Pantera Negra, con el que habría incitado a otros internos en la granja prisión de máxima seguridad ubicada en Angola.

Woodfox siempre ha sostenido su inocencia en la muerte del guardia Brent Miller.

Woodfox era mantenido en el Centro de Detención del distrito West Feliciana, a la espera de un tercer juicio por la muerte de Miller después de que cortes federales desecharan veredictos condenatorios previos por diversas razones, entre ellas prejuicios raciales en la selección del representante de un jurado investigador.

Woodfox, quien cumplió 69 años el mismo día que fue liberado, habló con reporteros y simpatizantes afuera de la cárcel antes de partir en auto con su hermano. Sobre sus planes, dijo que quería visitar la tumba de su madre. Ella murió mientras él estaba en prisión, y Woodfox dijo que no se le permitió ir al funeral.

Al momento de la muerte de Miller, Woodfox cumplía una condena por robo a mano armada y agresión. Otros internos lo identificaron como uno de quienes sostuvieron al guardia por detrás mientras otros presos lo herían con la hoja de una podadora y un cuchillo hecho a mano.

El testigo principal, un recluso acusado de varias violaciones que se salvó de la pena de muerte y recibió perdón del gobernador de Louisiana por su testimonio, murió antes del segundo juicio.

Woodfox fue puesto en aislamiento solitario apenas fue encontrado el cuerpo de Miller en un dormitorio vacío de la prisión, y después se le mantuvo durante décadas en "aislamiento extendido" que se le renovaba cada 90 días.

Los otros presidiarios que integraban los Tres de Angola fueron Robert King, puesto en libertad en 2001 después de que el veredicto condenatorio en su contra fuera desechado en el caso de la muerte de un recluso, y Herman Wallace, que murió en libertad en octubre de 2013, apenas días después de que un juez le concediera un nuevo juicio en el caso de la muerte de Miller.