Macri reduce impuesto a los salarios

El presidente argentino Mauricio Macri anunció el jueves una reducción del impuesto aplicado a los sueldos de los trabajadores en medio del malestar que genera la inflación y los crecientes reclamos...

El presidente argentino Mauricio Macri anunció el jueves una reducción del impuesto aplicado a los sueldos de los trabajadores en medio del malestar que genera la inflación y los crecientes reclamos de aumentos salariales.

Macri anunció la elevación del mínimo no imponible del impuesto que se aplica a los salarios a 30.000 pesos (2.000 dólares). El presidente no dio más detalles acerca de la medida, que era exigida desde hace años por los sindicatos y la cual será retroactiva a enero.

Se prevé que la iniciativa será completada con algunas otras bajas en el monto de dicho impuesto para cada escala de trabajadores, las cuales estarían contempladas en un proyecto de ley que se pondrá a debate en el Congreso en marzo.

"Este es un viejo reclamo de los argentinos", dijo Macri, quien reconoció "los efectos que ha tenido la perversa inflación en la comunidad" y "lo que ha afectado" el llamado impuesto a las ganancias en los últimos años. El aumento de los precios se aceleró en los últimos meses al calor de una fuerte devaluación del peso respecto del dólar y según economistas y sindicalistas sería de 35% en 2016.

El presidente hizo el anuncio en un acto oficial al que acudieron gobernadores de distintas provincias, funcionarios y dirigentes sindicales, que durante los últimos años pugnaron por elevar el piso del tributo que afecta a los salarios.

El jefe de Estado destacó que el anuncio representa "un aumento del 160%" en el piso a partir del cual se empieza a cobrar el impuesto a las ganancias.

"Estamos dando un primer paso adelante en el cumplimiento de las promesas (de campaña) para empezar a generar justicia en las cosas", dijo Macri, un conservador que asumió hace más de dos meses en reemplazo de la centroizquierdista Cristina Fernández (2007-2015).

Según Macri, con el cambio "alguien que cobraba 21.300 pesos netos (1.420 dólares) pasará a cobrar 26.600 pesos netos (1.733 dólares)".

El presidente agregó que "muchos pensaban que teníamos que hacer más (pero) esto son etapas y espero que en el Congreso podamos ahondar este camino de debate para seguir corrigiendo instrumentos que den dinámica de crecimiento a nuestro país".

La iniciativa llega pocos días después de una reunión que el mandatario mantuvo con los principales líderes sindicales que esperaban del gobierno alguna medida a favor de los trabajadores, como la reducción del impuesto que se aplica a los sueldos, para moderar los reclamos salariales puestos a discusión en las negociaciones que comenzaron a abrirse en los últimos días. En algunos sectores el pedido de aumentos salariales llega al 40%.

Tras escuchar la medida, Hugo Moyano, titular de una de las secciones en que se divide la Confederación General del Trabajo (CGT), dijo a periodistas que es "un avance" y "por lo menos un paso", pero advirtió que "todavía faltan muchos temas para discutir".

Roberto Fernández, titular de la Unión Tranviarios Automotor, consideró que la medida está "bien y pone muy contento a un sector del movimiento obrero que estaba pasando los 15.000 pesos (de sueldo)", el piso a partir del cual se cobraba el impuesto a las ganancias antes del anuncio de Macri.

Sindicalistas han pedido en varias ocasiones la eliminación del impuesto por considerarlo injusto.

Macri también anunció que se ampliarán las ayudas por hijo que reciben familias no alcanzadas por el impuesto a las ganancias, lo que beneficiará a "1.200.000 chicos".

Moyano valoró que la medida acabará con la "discriminación" entre hijos de distintos tipos de trabajadores a la hora de recibir ese subsidio.

La ministra de Desarrollo, Carolina Stanley, dijo posteriormente a periodistas que "esto es el inicio de una serie de medidas" ya que también "habrá una ayuda por la escolaridad" de los hijos y "se estudia el proyecto de eliminar el IVA en la canasta básica" de alimentos de jubilados y de familias pobres que perciben un subsidio por cada hijo.