Londres: Librero de Hong Kong probablemente fue secuestrado

Gran Bretaña sostiene que un librero de Hong Kong que está desaparecido probablemente fue secuestrado y llevado a China continental, en lo que consideró una "violación grave" del tratado bajo el cual...

Gran Bretaña sostiene que un librero de Hong Kong que está desaparecido probablemente fue secuestrado y llevado a China continental, en lo que consideró una "violación grave" del tratado bajo el cual Beijing se hizo cargo de la ciudad.

El secretario del Exterior, Philip Hammond, dijo en su informe semestral sobre asuntos de Hong Kong conocido el jueves que Lee Bo fue "llevado contra su voluntad" al continente.

La cancillería británica dijo que es la primera vez que Londres acusa a China de una "violación grave" del tratado de 1984, aunque anteriormente ha expresado preocupaciones sobre el cumplimiento chino.

Lee, ciudadano británico, es uno de cinco hombres vinculados con la editorial Mighty Current Media y su librería Causeway Bay que desaparecieron en los últimos meses para aparecer luego en el continente. Las desapariciones han causado preocupación en el mundo.

Lee es director de Mighty Current, una editorial especializada en libros que critican la conducción comunista del país. Los libros están prohibidos en el continente, pero son muy buscados por los turistas chinos.

Hammond dijo que en una visita a Beijing el mes pasado preguntó a las autoridades chinas sobre el paradero de Lee.

Lee fue visto por última vez en el depósito de su compañía en Hong Kong a fines de diciembre. En ese momento no tenía consigo su permiso para viajar al continente, lo que generó sospechas de que fue secuestrado por agentes chinos. Posteriormente envió cartas a su esposa en la que dijo que estaba colaborando con una investigación, aunque algunos creen que las escribió bajo coerción.

"Los hechos están poco claros, pero la información que poseemos indica que el señor Lee fue llevado contra su voluntad al continente sin el proceso que establece la ley SAR de Hong Kong", dice el informe.

"Esto constituye una violación grave de la Declaración Conjunta Chino-Británica sobre Hong Kong y socava el principio de 'un país, dos sistemas' que asegura a los residentes de Hong Kong la protección del sistema legal de Hong Kong", agrega el informe.