Federales acusan a californiano de estafar a inmigrantes

Autoridades federales acusaron el jueves a un hombre de Sacramento por llevar a cabo algo que llamaron una inusual y creativa estafa que prometía la ciudadanía estadounidense a cientos de inmigrantes...

Autoridades federales acusaron el jueves a un hombre de Sacramento por llevar a cabo algo que llamaron una inusual y creativa estafa que prometía la ciudadanía estadounidense a cientos de inmigrantes en al menos siete estados a cambio de cuotas de hasta 10.000 dólares.

Helaman Hansen operó una organización no lucrativa en Sacramento llamada Americans Helping America Chamber of Commerce Agency.

Fue acusado de ofrecer adopciones de adultos como una vía para obtener la ciudadanía estadounidense a gente que se encontraba en el país de manera ilegal.

Su agencia promovía las adopciones, las cuales son legales y se utilizan habitualmente en la planeación hereditaria, para oficializar las relaciones entre padres e hijos y para ayudar en el cuidado de un adulto discapacitado.

Pero las adopciones no afectan el estado de inmigración, afirmó el fiscal federal Benjamin Wagner, aunque pueden ser útiles para los menores de 16 años.

"Aprovecharse de las esperanzas y los sueños de inmigrantes indocumentados, que están mal posicionados para buscar protección de la policía, para extraer cuotas basadas en promesas falsas, es un tipo de fraude particularmente predatorio y manipulador", dijo Wagner.

Señaló que el esquema que empezó en 2012 tuvo "una cierta audacia" que lo separó del fraude de inmigración habitual.

"Los esquemas de fraude se presentan en una gran cantidad de sabores, y éste es muy creativo, creo. Supongo que inverosímil sería otra palabra para él. No había visto algo así antes que involucrara adopciones de adultos como una vía para la ciudadanía en un esquema de fraude", agregó.

No se informó de un abogado para Hansen, quien tiene una audiencia programada el viernes en el tribunal. Pero Hansen declaró antes a la televisora KCRA-TV de Sacramento que la investigación federal quizás fue provocada por un ex empleado que manejó de manera inapropiada las adopciones. Argumentó que su programa se trata tanto de cambiar vidas como de arreglar naturalizaciones.

Las autoridades afirmaron que la operación obtuvo al menos 500.000 dólares de unas 500 personas en California, Hawaii, Nueva York, Oregon, Utah, Washington y Wisconsin.

Hansen, sus empleados y reclutadores se dirigieron inicialmente a las islas del Pacífico y afirmaban tener oficinas en Fiji, según la acusación. Pero Wagner dijo que se expandieron a los latinos e inmigrantes de China y el sudeste asiático.

Hansen, de 63 años, del suburbio de Elk Grove, fue arrestado el jueves por cargos de asociación delictuosa y una decena de acusaciones de fraude que conllevan una pena máxima de 20 años en prisión.