Ataque con cohetes contra mercado en Siria deja 15 muertos

Un ataque con cohetes contra un mercado atestado en una ciudad del norte de Siria controlada por milicias opositoras respaldadas por Turquía mató a 15 personas e hirió a decenas, reportaron el vier...

Un ataque con cohetes contra un mercado atestado en una ciudad del norte de Siria controlada por milicias opositoras respaldadas por Turquía mató a 15 personas e hirió a decenas, reportaron el viernes un monitor de la guerra y un grupo de paramédicos.

El ataque en la ciudad de al-Bab se produjo luego de que un ataque aéreo turco mató al menos a 11 soldados sirios y combatientes curdos respaldados por Estados Unidos. El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, un grupo opositor que monitorea la guerra, acusó a las fuerzas del gobierno sirio del ataque, opinando que fue en represalia por el ataque aéreo turco.

El Observatorio dijo que el ataque mató a 15 personas, incluso tres niños, e hirió a más de 30. La opositora Defensa Civil Siria, conocida como los Cascos Blancos, reportó el mismo número de muertos, pero dijo que hubo 28 personas heridas. El grupo de paramédicos dijo que sus miembros recogieron a algunos de los heridos y los cadáveres.

Es la peor masacre cometida por fuerzas del régimen desde que cesaron las batallas entre el régimen y la oposición, aseguró el jefe del Observatorio, Rami Abdurrahman, refiriéndose al cese del fuego de marzo del 2020 que puso fin a una vasta ofensiva del gobierno sirio en áreas en poder de rebeldes.

Las curdas Fuerzas Democráticas Sirias, respaldadas por Estados Unidos, dijeron en una declaración que sus combatientes no bombardearon al-Bab. No hubo comentario del gobierno.

Turquía ha lanzado tres importantes operaciones a través de la frontera desde 2016 y controla algunos territorios en el norte sirio.

Aunque los combates han amainado en los últimos años, los cañoneos y ataques aéreos no son raros en el norte del país, donde está el último bastión rebelde grande en Siria.

El conflicto sirio, que comenzó en marzo de 2011, ha matado a centenares de miles de personas y desplazado a la mitad de la población antes de la guerra del país de 23 millones de habitantes.

Las fuerzas del presidente Bashar Assad han recuperado el control de la mayoría de Siria en los últimos años, con ayuda de sus aliados, Rusia y China.