Norcorea rechaza oferta de Seúl de ayuda a cambio de desarme

Kim Yo Jong, la hermana del gobernante norcoreano Kim Jong Un, asegura que su país nunca aceptará la ridícula oferta del mandatario surcoreano Yoon Suk Yeol de beneficios económicos a cambio de me...

Kim Yo Jong, la hermana del gobernante norcoreano Kim Jong Un, asegura que su país nunca aceptará la ridícula oferta del mandatario surcoreano Yoon Suk Yeol de beneficios económicos a cambio de medidas de desnuclearización, y acusó a Seúl de reciclar propuestas que Pyongyang ya había rechazado anteriormente.

En un comentario publicado el viernes por los medios de comunicación estatales, Kim Yo Jong dejó claro que su país no tiene intención de deshacerse de su programa de armas nucleares y misiles balísticos a cambio de cooperación económica, asegurando que nadie cambiaría su destino por un pastel de maíz.

Puso en tela de duda la sinceridad de los llamados de Seúl para mejorar las relaciones bilaterales mientras continúa realizando ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos y no ha hecho nada para impedir que activistas civiles arrojen panfletos con propaganda contra Pyongyang y otras basuras sucias a través de la frontera.

Además, se mofó de las capacidades militares de Corea del Sur, señalando que Seúl identificó erróneamente el lugar desde donde se realizaron los lanzamientos de prueba de misiles del miércoles, los cuales ocurrieron horas después de que Yoon usara una conferencia de prensa para exhortar a Pyongyang a retomar la diplomacia.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, que maneja los asuntos entre las dos naciones, lamentó profundamente los comentarios de Kim Yo Jong, los cuales dijo que le faltaron al respeto al presidente Yoon Suk Yeol y reafirmaron el deseo de Corea del Norte de continuar desarrollando armas nucleares.

Esta actitud de Corea del Norte no sólo pone en riesgo la paz en la península de Corea, sino que resulta en mayores dificultades para Corea del Norte al empeorar su aislamiento internacional y su situación económica, dijo el portavoz de la agencia Lee Hyo-jung.

Kim Yo Jong amenazó la semana pasada con una "represalia potente contra Corea del Sur debido a un reciente brote de COVID-19 en Corea del Norte, el cual asegura que fue causado por los panfletos y demás objetos que caen en globos arrojados por activistas desde territorio surcoreano.

Durante un discurso en televisión nacional el lunes, Yoon propuso un audaz paquete de asistencia económica para Corea del Norte en caso de que tome medidas para dejar de lado su programa de armas nucleares y misiles balísticos. Los ofrecimientos de ayuda alimentaria y médica, y para modernizar los sistemas de generación eléctrica, puertos y aeropuertos, no fueron muy distintos a las propuestas previas que ya había rechazado Corea del Norte, que está acelerando el desarrollo de un arsenal que Kim Jong Un asegura que es su garantía de supervivencia más significativa.

Kim Yo Jong, una de las funcionarias más influyentes en el gobierno de su hermano y la encargada de supervisar los asuntos entre las dos Coreas, dijo que Yoon mostró el clímax de la tontería con su oferta, la cual afirmó era tan realista como "secar todo el océano para hacer un moreral.