Retórica de Trump genera advertencias de violencia real

no sólo son antiestadounidenses, sino que son una amenaza para nuestra democracia y el estado de derecho, dijo Thompson.

no sólo son antiestadounidenses, sino que son una amenaza para nuestra democracia y el estado de derecho, dijo Thompson.

El registro de la residencia de Trump se ejecutó sobre la base de una orden judicial legalmente obtenida y firmada por un juez. Pero eso no le interesa a Trump y sus aliados.

Esto es un ataque contra un oponente político a un nivel nunca antes visto en nuestro país, escribió Trump el lunes en Truth Social. ¡Tercer mundo!

El representante republicano Paul Gosar equiparó la investigación con la tiranía y tuiteó: Debemos destruir el FBI.

Otro congresista republicano, Andy Biggs, trató de culpar en parte a los agentes individuales que ejecutaron el registro. Esto parecía más bien algo que se vería en la antigua Unión Soviética, comentó Biggs esta semana. ¿Por qué todos esos agentes se prestaron voluntariamente a ello?

El senador republicano John Thune dijo el martes a los periodistas en Sioux Falls, Dakota del Sur, que aunque el Departamento de Justicia ha demostrado que siguió los protocolos legales para obtener la orden de registro, su reserva sobre la investigación de Trump ha hecho que la gente cuestione los motivos de las fuerzas del orden.

Hay muchas preguntas sin respuesta que, dejadas al vacío, crean muchas sospechas entre el pueblo estadounidense, y lo único que no quieres es que la gente no confíe en las fuerzas del orden, señaló Thune.

Otros republicanos han tratado de moderar la retórica, como hizo el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, durante una aparición el fin de semana en la cadena CNN. Tenemos que dejar de juzgarlos, dijo Hutchinson sobre los agentes. El FBI simplemente está cumpliendo con sus responsabilidades según la ley.

Pero muchos en los medios de comunicación conservadores no han prestado atención a ese consejo.

El allanamiento en Mar-a-Lago no fue un acto de aplicación de la ley, fue lo contrario a eso, comentó Tucker Carlson en su programa de Fox News el lunes por la noche. Fue un ataque al estado de derecho.

Fox también compartió una fotografía manipulada en la que aparecía falsamente el juez que firmó la orden recibiendo un masaje de pies de Ghislaine Maxwell. Maxwell fue condenada en junio a 20 años en prisión por ayudar a su novio Jeffrey Epstein a abusar sexualmente de menores de edad. La foto original no era del juez, sino de Epstein, quien se suicidó en 2019 mientras aguardaba su juicio. Brian Kilmeade, de Fox News, dijo más tarde que la imagen adulterada fue compartida como broma.

Las raíces de la ira republicana contra el FBI se remontan a las elecciones de 2016 y a las investigaciones sobre los supuestos vínculos de la campaña de Trump con Rusia y sobre el manejo de material clasificado por parte de Hillary Clinton en una cuenta de correo electrónico privada. Esa furia no ha hecho más que aumentar a medida que las nuevas investigaciones se centran en Trump, sus intentos de anular las elecciones de 2020 y su manejo de material clasificado desde que dejó el cargo.

Las afirmaciones infundadas de que el FBI inculpó en secreto a los partidarios de Trump por sus acciones violentas del 6 de enero también avivaron la ira de los usuarios conservadores en las redes sociales.

Bueno muchachos, ustedes empezaron esta guerra civil, escribió un usuario en Gab, y otros van a terminarla por ustedes.

___

Los periodistas de The Associated Press Michael Balsamo y Stephen Groves contribuyeron a este despacho.