Irán niega estar implicado en ataque a Salman Rushdie

Un funcionario del gobierno iraní negó el lunes que Teherán estuviera implicado en el ataque al escritor Salman Rushdie, en las primeras declaraciones oficiales del país sobre la agresión.

Un funcionario del gobierno iraní negó el lunes que Teherán estuviera implicado en el ataque al escritor Salman Rushdie, en las primeras declaraciones oficiales del país sobre la agresión.

Los comentarios de Nasser Kanaani, vocera del Ministerio iraní de Exteriores, dos días después del ataque a Rushdie en Nueva York.

Sin embargo, Irán ha negado haber realizado otras operaciones en el extranjero contra disidentes en los años desde la Revolución Islámica de 1979, aunque fiscales y gobiernos occidentales han atribuido a Teherán varios ataques de esa clase.

Nosotros, en el incidente del ataque a Salman Rushdie en Estados Unidos, no consideramos que nadie merezca culpa y acusaciones salvo él y sus seguidores, dijo Kanaani. Nadie tiene derecho a acusar a Irán en este sentido.

Rushdie, de 75 años, fue apuñalado el viernes durante un acto en el oeste de Nueva York. Sufrió daños en el hígado, así como nervios seccionados en un brazo y un ojo, según su agente. Era probable que perdiera el ojo herido.

Su agresor, Hadi Matar, de 24 años, se ha declarado no culpable de los cargos asociados al ataque a través de su abogado.

El premiado escritor enfrenta amenazas de muerte desde hace más de 30 años por su obra Los versos satánicos. El fallecido líder supremo de Irán, el ayatolá Rujolá Jomeini, emitió una fetua, o un edicto islámico, exigiendo su muerte. Una fundación iraní ofreció una recompensa de más de 3 millones de dólares por asesinar al autor.

Kanaani añadió que Irán no tiene ninguna otra información, más que la que han reportado los medios estadounidense.

El portavoz dijo que Occidente condena las acciones del agresor y a cambio glorifica las acciones del ofensor a las creencias islámicas, algo que describió como una actitud contradictoria.