EEUU: Hombre embiste a multitud y luego mata a su madre

Un hombre que estaba enojado por una discusión con su madre embistió a una multitud con su automóvil en un evento de recaudación de fondos para las víctimas de un incendio en una localidad de Pen...

Un hombre que estaba enojado por una discusión con su madre embistió a una multitud con su automóvil en un evento de recaudación de fondos para las víctimas de un incendio en una localidad de Pensilvania, dejando un muerto y 17 heridos, y luego regresó a su casa y mató a su madre a golpes.

La policía indicó que el conductor era Adrian Oswaldo Sura Reyes, de 24 años, residente de Nescopeck, el cual fue acusado el domingo en la madrugada de dos cargos de homicidio doloso.

En una queja penal, la policía alega que Sura Reyes dijo que discutió con su madre en su casa de Nescopeck el sábado por la noche y que, mientras conducía por la cercana Berwick, se sintió extremadamente frustrado y cansado de pelear con su madre, incluyendo sobre dinero, y quería acabar con ello.

En ese momento, señaló la policía, una multitud de unas 75 personas, en la que había niños pequeños, se había reunido en un estacionamiento cerrado al tránsito de vehículos afuera del bar Intoxicology Department, que estaba llevando a cabo un evento de recaudación de fondos de todo el día a beneficio de las víctimas del incendio del 5 de agosto en Nescopeck, en el que murieron siete adultos y tres niños.

La policía señaló que Sura Reyes les dijo que pasó en su auto junto al evento, y luego se dio la vuelta y se dirigió de regreso al bar para conducir a través de la multitud. Los investigadores le preguntaron qué tan rápido iba cuando embistió a la gente y él respondió: acelerando.

Tomas de cámaras de vigilancia recopiladas por la Policía Estatal de Pensilvania corroboran la declaración de Sura Reyes de que aceleró a propósito para meterse entre la multitud, según la queja penal.

El Centro Médico Geisinger indicó que recibió 15 pacientes tras el choque, de los cuales cinco seguían en estado crítico y tres estaban en buen estado, dijo un portavoz del hospital el domingo por la mañana. Siete pacientes habían recibido atención en hospitales y fueron dados de alta.

El policía Anthony Petroski III le dijo a los reporteros el sábado por la noche que Sura Reyes no era sospechoso del incendio, cuya causa sigue bajo investigación.

Esta es una tragedia absoluta en una comunidad donde ya hubo una tragedia, declaró Petroski.

Poco después de que se reportara el choque, la policía fue convocada porque un hombre estaba agrediendo físicamente a una mujer a menos de 3,2 kilómetros (2 millas) de distancia en Nescopeck. Los agentes policiales llegaron y encontraron que la policía local había arrestado a Sura Reyes y había una mujer muerta.

Francis Hacken, forense del condado Luzerne, confirmó el domingo que la víctima, Rosa D. Reyes, de 56 años y residente de Nescopeck, era la madre de Sura Reyes y había muerto debido a varios traumatismos tras ser embestida por un vehículo y golpeada con un martillo.

En la queja penal, la policía señaló que Sura Reyes les dijo a los investigadores que vio a su madre en la calle al volver a casa y la atropelló con su automóvil, y luego la golpeó con un martillo varias veces.

A Sura Reyes se le negó el derecho a fianza y seguía en la cárcel del condado Columbia a la espera de una audiencia preliminar el 29 de agosto. Medios noticiosos reportaron que dijo lo siento en respuesta a las preguntas de los periodistas al salir de la comisaría del municipio de Shickshinny. Se desconoce si tiene un abogado.

El bar dijo que lo sucedido es una tragedia absoluta e indicó en su página de Facebook que estarán cerrados hasta nuevo aviso y desean se respete su privacidad mientras guardamos luto e intentamos procesar los sucesos que ocurrieron.