Incidente en banco en Beirut expone desesperación por crisis

Un juez ordenó el viernes que siga preso un hombre armado que tomó hasta 10 rehenes en un banco de Beirut para exigir que se le dejase retirar sus ahorros bloqueados, aparentemente en un intento por...

Un juez ordenó el viernes que siga preso un hombre armado que tomó hasta 10 rehenes en un banco de Beirut para exigir que se le dejase retirar sus ahorros bloqueados, aparentemente en un intento por evitar imitadores, cuando aumenta la desesperación por el colapso económico del Líbano.

Un grupo de familiares de Bassam al-Sheikh Hussein bloqueó brevemente una carretera importante en Beirut, argumentando que mantener al hombre en la cárcel viola el acuerdo al que se llegó el jueves. El repartidor de alimentos de 42 años se rindió después de siete horas de negociaciones a cambio de obtener 35.000 dólares de su dinero y promesas de que sólo lo interrogarían y luego lo liberarían. Nadie resultó herido en el incidente.

Fue la muestra más reciente de las penurias causadas por la crisis económica y financiera libanesa que lleva casi tres años, descrita por el Banco Mundial como una de las peores del mundo desde la década de 1850. Las tres cuartas partes de la población viven en la pobreza, la corrupción es endémica y muchos están perdiendo la esperanza de soluciones rápidas.

Como la mayoría de la población en el Líbano, Hussein no tenía acceso a su dinero debido a los controles informales de los bancos sobre los flujos de dinero. Tenía 210.000 dólares en el Banco Federal de Beirut y batalló para retirar parte de ese dinero para pagar las facturas médicas de su padre y otros gastos.

Debido a que tomar rehenes le funcionó a Hussein para retirar parte de sus ahorros, liberarlo sin cargos podría inspirar a otros a hacer lo mismo, ya que la población enfrenta una inflación vertiginosa y una falta de oportunidades laborales. Muchos lo catalogaron como un héroe, pero se desconoce si sus acciones conducirán a protestas más extensas contra los bancos.

Quieren enviar un mensaje a la gente de que esto no se resolverá fácilmente, dijo Paul Morcos, fundador y propietario del bufete de abogados Justicia Consulting en Beirut, sobre el arresto de Hussein.