Sacrifican a beluga perdida en el Sena: razones humanitarias

Las autoridades francesas decidieron sacrificar el miércoles por razones humanitarias una beluga que llevaba varios días perdida en el río Sena. El animal macho fue avistado por primera vez en el S...

Las autoridades francesas decidieron sacrificar el miércoles por razones humanitarias una beluga que llevaba varios días perdida en el río Sena. El animal macho fue avistado por primera vez en el Sena la semana pasada, tras salirse por accidente de su ruta normal hacia el írtico.

Un equipo de rescate la había retirado del agua y se estaba preparando para trasladar al cetáceo blanco a una piscina de agua salada en Normandía.

Durante el intento de rescate el mamífero marino, peligrosamente escuálido, empezó a tener problemas respiratorios, de modo que los expertos decidieron sacrificar al animal por razones humanitarias.

Durante el viaje, los veterinarios confirmaron un empeoramiento de su estado de salud, en particular de sus actividades respiratorias, y al mismo tiempo notaron que el animal sufría dolor y que no respiraba lo suficiente, explicó Florence Ollivet Courtois, una experta francesa en animales silvestres. El sufrimiento era evidente para el animal y fue importante liberarlo de su tensión, por lo que tuvimos que proceder a una eutanasia.

El grupo conservacionista Sea Sheperd Fance dijo que los análisis veterinarios tras sacar a la beluga del río mostraron que no tenía actividad digestiva. Los miembros de la organización habían intentado sin éxito desde el viernes alimentar al cetáceo con peces.

Courtois dijo que la beluga experimentó angustia después de que la trasladaron a un camión climatizado y durante el viaje de aproximadamente 160 kilómetros (99 millas) hasta la costa de Normandía. Se esperaba que el cetáceo pasara varios días recuperándose en la piscina de agua salada en la ciudad portuaria de Ouistreham, en el noreste de Francia, antes de ser trasladada al mar.

El equipo de rescate había dicho antes que el traslado suponía un riesgo de que la beluga falleciera por el estrés del proceso. Sin embargo, se consideraba necesario porque el animal no habría podido sobrevivir mucho más tiempo en el agua dulce del Sena.

Se tomó la decisión de sacrificar a la beluga porque estaba demasiado debilitada para volver a ponerla en el agua, afirmó el subprefecto de la región francesa de Calvados, Guillaume Lericolais.